lunes, 25 de mayo de 2020

CLIPDA CCCXLXI: Humor al arte de la semana 21/2020 (1ª parte)


Lejano se ve ya el muy poco festejado Día de los museos de este año 2020, celebrado hace hoy una semana. Pero comenzamos por recordar al único viñeta sobre eso que vimos en el humor de prensa, que fueron 'Las Meninas' publicadas por Álvaro Pérez en los diarios digitales de Tribuna Grupo. Un dibujo que añadíamos al apunte del pasado lunes después de haberlo subido al blog.

Tendemos apensar en arte al hablar de museos, pero el muy activo en la parodia de creaciones artñsiticas dibujnate galo Cambón, mañana abundaremos en esa línea de su humor, ironizaba hace unos días sobre futuras explicaciones etnográficas (Has visto a nuestros antepasados, ¡llevaban mascarillas!).

Más conocida como marca que como obra de arte es la canina imagen conocida como 'La voz de su amo' que inspiró la tira del lunes de Postigo en 'el Periódico de Aragón'. Oportuno momento para recordar que Francis Barraud pintó hasta 24 réplicas del cuadro que se trata con cierto detalle el CLIPDA CXXI, un apunte donde se explica el proceso que lo llevó a convertirse en la famosa imagen de marca de His Master's Voice, una elección que requirió modificar el tipo de fonógrafo inicialmente representado.

 

Sciammarella tituló 'Velázquez en el Prado' su retrato del martes en El País. Un recodatorio que contrastaba con eñ hecho de que la pinacoteca madrileña todavía permanecía cerrada la semana pasada. El dibujo replica el famoso autorretrato pintado hacia 1640 que puede verse en el Museo de Bellas Artes de Valencia. Único autógrafo que se ha conservado del pintor sevillano, junto con el incluido en Las Meninas.

 

Ese mismo día Puebla se inspiraba en los antropoformizados burros que protagonizan diversas creaciones de Goya.

Sirvan como ejemplo los 'Borricos de Mascara' incluidos en el que es conocido como Álbum de Madrid o Álbum B.

Este es el segundo de los ocho muy personales diarios visuales realizados por Goya,  iniciado en 1796 durante su convalecencia en Cádiz y terminado al año siguente, a su regreso a la capital. La leyenda incorporada en el pie dice 'Estan muy contentos, de q. p. los bestidos, pasan por hombres/grandes'.

Nos vamos al Reino Unido donde. tammbién el martes, Patrick Blower publicó en el Telegraph una casera escena en la que destaca la decorativa presencia de uno de los querubines de la Madonna Sixtina de Rafaelfelicitable excepción a la llamativa escasez de guiños al pintor de Urbino en el año de su quinto centenario, y de la 'Chinese Girl' de Vladimir Tretchikoff.


La citada 'Chinese Girl' (1952), popularmente conocida como The Green Lady por el peculiar tono de piel dado a la protagonista, es un cuadro del artista ruso afincado en Sudáfrica  Vladimir Tretchikoff (1913-2006). Una creación cuyas reproducciones se hicieron muy populares en el Reino Unido durante los años cincuenta y sesenta, para acabar por convertir ese retrato cuya modelo fue una joven de 17 años llamada Monika Ponen un bien conocido, bien que bastante menos en España, icono del kitsch.


La tentadora matáfora de la pandemia que resulta a imagen de una ola ha propiciado la aparición de algunas versiones de la más famosa del arte. La que indiscutiblemente es 'La Gran ola de Kanagawa' creada hacia 1830-33 por Katsushika Hokusai

La suiza Bénédicte optó por una completa recreación de la pieza más famosa del arte xilográfico japonés conocido como ukiyo-e, mientras que el australiano David Pope prescindió de la panorámica de fondo del Monte Fuji en su muy surfera viñeta del día 20 para el diario Canberra Times.

Las recreaciones de la obra más imitada y parodiada del arte japonés se tratan en el CLIPDA CLVCLVI,  CLVII y CLVIII.


Adam Zyglys (The Buffalo News) se sumó a los humoristas que han caído en la tentación de sustituir la manzana de 'El hijo del hombre' (1964) de René Magritte por un coronavirus. Nos traemos desde el CLIPDA CCCXXXI: Humor al arte de la semana 11/2020 las versiones del australiano David Rowe y de los españoles Gallego & Rey.

 


Aprovechamos para reseñar la apelación a 'La trahison des images' (La traición de las imágenes, 1929) realizada por Alberto Calvo en Heraldo de Aragón para aportar su visión del exitoso "bulo del palo de golf". Una viñeta de la semana anterior que se nos había quedado descolgada. Más sobre esa surrealista reflexión gráfica que tantos servicios presta al humorismo en el CLIPDA CLXV: Ceci n´est pas Magritte.
Y hablando de Magritte, no queremos dejar de apuntar la plasticidad mental que mostró Asier Sanz  al vincular con el cuadro "Los amantes" del surrealista pintor belga un enfundado semáforo de Bilbao. Una perspicaz observación que tuvo el deatlle de participar por medio de un tuit.


Esa serendípica lectura de un bastante trivial enclave urbano nos invita a recordar que el grupo de Facebook ruso Izoizolyacia sigue sumando interesantes recreaciones de obras de arte entre un muy extenso y variopinto contenido, inevitablemente irregular (enlace a nuestra anterior selección). La adjunta versión con jenjibre del cuadro de Lucien Freud 'Benefits Supervisor Sleeping' (1995) realizada por Инна Литвинок precisamente nos ha recordado los collages del citado Asier Sanz (en La semana en viñetas 20/2020 reseñábamos su nutricia serie sobre Trump). 

Pero particularmente impresionados nos ha dejado la versión que ha hecho Anastasia Hmelevsky con su teckel de una lastimera ilustración de Karl Feiertag de principios del siglo pasado.




Algo menos reciente es la colección de recreaciones realizada por los empleados de la National Gallery de Londres que encontrarán en el siguiente enlace, donde también encontrarán algunas piezas interesantes. Aquí lo dejamos por hoy, porque aún nos queda materia para todo un apunte adicional que esperamos publicar mañana. Quienes se hayan quedado con ganas de más, bien pueden dedicar un rato a explorar las imágenes  etiquetadas en Instagram con #betweenartandquarantine que cuando escribimos este apunte se aproximan a las cuarenta mil.




domingo, 24 de mayo de 2020

La semana en viñetas 21/2020


Comenzamos con un poco de humor sobre la "nueva normalidad". Lo encabeza una ironía de Sansón sobre posibles cambios en algunos usos comerciales. Sigue la visión de Napi sobre las rebajas, cuya absurda prohibición, máxime cuando no se hizo lo mismo con la venta online, afortunadamente fue rectificada en el Boe del sábado 16.

Entretanto algunos países ya están retomando las clases y la visión del belga Sondron de los recreos nos recordó la de J. Morgan reseñada el domingo pasado. Posteriormente hemos visto otro enfoque similar de Faro. El propio Sondron aporta una ácida reflexión sobre la vistas a enfermos autorizadas en Bélgica a partir del 2 de junio (Qué bueno que habéis venido / Todavía no podemos ir al mar). 
 

Los nuevos usos playeros también están llmados a dar bastante juego, como en el orden de baño imaginado por el dibujante argelino La Hic. En España, Davila recordó desde Faro de Vigo que los sistemas de reserva de plaza abren la posibilidad de nuevos olvidos a la hora de cargar tanto bártulo como habitualmente se lleva a la playa. Debajo la ironía de ese mismo dibujante sobre el confinamiento rural. Últimos coletazos del abundante humor que se ha producido sobre el papel de las mascotas en el alivio del encierro. 


Parece que en todas partes cuecen prolijas habas normativas y el canadiense Ygreck se encargó de recordar los riesgos de los cupos (Lo siento, pero eres el onceavo; traducción aportada por Pedro Sánchez).

Oportuna ironía la de JL Martín  sobre la campaña de la Generalitat para atraer turismo de toda España (una creatividad que nos ha llevado a incluir un anexo con una panorámica sobre la presencia de la app Zoom en el humor). No nos resistimos a complementar esa tira publicada el pasado domingo en La Vanguardia con la versión del asunto del pepero Alejandro Fernández.


Entretanto, Fer publicaba el miércoles en El Punt Avui su séptima viñeta del año con participación de Franco y estaba cantado que en su reseña de las protestas de ayer caería el octavo. Muy atrás ha dejado ya a Ferreres que "solo" lleva 3, una vez que hemos decidodo declarar no computable la mera refrencia en una pancarta de su viñeta sobre las motorizadas protestas de ayer.


Los problemas de batería que han sufrido muchos coches a causa de la inactividad dio pie a Esteban para meter en danza al ahora bastante olvidado Falcon.

Si ayer veíamos la "impunidad de grupo" en una viñeta de Bill Bramhall, Puebla se encargó de recordar la muy española polarización en grupo.
Sobre eso cabe añadir que Jorge Vilches apuntaba ayer la renacida pujanza de la aniquiladora concepción hegeliana de la dinámica política / histórica.

Un personaje que precisamente es objeto de opiniones cada vez más polarizadas es Fernando Simón. Y mal momento escogió Vergara para compararlo con el bíblico Job, cuando los sumarios judiciales empiezan a interesarse por cosas como la prohibición de alguna multitudinaria concentración realizada antes del visto bueno a otras mucho más conocidas.
O las contradictorias recomendaciones sobre las mascarillas, un asunto sobre el que ahora se reconoce que se desaconsejó el uso desde el conocimiento de su utilidad (interesante dilema moral el que planteaba el riesgo de desabastecimento, mayor aún que el habido, que ello podía ocasionar al personal sanitario; pero en algunos sitios, mismamente EEUU, lo que se hizo fue dar guías para confeccionar protecciones caseras que tiene muy considerable utilidad como sustitutivo de las mascarillas de tipo quirúrgico ahora recomendadas). Así que la bíblica paciencia más bien habría que reconocérsela a los sufridores de tantas contradicciones que han resultado muy gravemente lesivas. 

Aparte de Vergara, tanto Sansón como Miki y Duarte, estos reforzando desde su Twitter la versión publicada en los diarios del grupo Joly, también se han incorporado esta semana al club de caricaturistas del doctor Simón. 
Y hoy mismo lo hacen Napi (Diari de Tarragona) y J. Morgan (Canarias 7), que se convierten en los miembros 24º y 25º de ese gupo de dibujantes. Pero algunas de estas viñetas ya anticipan cuestiones sobre las que volveremos un poco más adelante.

 

Feo asunto es la vuelta de los escraches. Yy muy poco edificante la reacción de todo un vicepresidente del gobierno alentando sutimente las réplicas contra diputados de "las derechas"Eso mientras el portavoz de su grupo ponía la diana desde su Twitter, con foto y todo, sobre un periodista desafecto. No todo el mudo pude permitirse, parece que ni siquiera el escrachado ministro Ábalos, que la Guardia Civil blinde tu casa. Los dibujantes de Abc no pasaron por alto la ocasión de ocuparse de esas cositas.



En el primer apunte de ayer ya mostramos algunas humorísticas reacciones al último despropósito del Cis (vuelvan a escuchárselo a Vicente Vallés, porque la burla de Tezanos es, muy, pero que muy gorda; enlace a la tabulación de respuestas, en la que la versión económica de ¿cómo está de salud dejando a un lado que sufre un grave cáncer? es la 21). Hoy nos apoyamos en el vínculo que estabeció Padylla entre ese deplorable asunto y la decretada obligatoriedad de las mascarillas. 

Llegamos a la sesión parlmentaria sobre la renovación del estado de alarma. Nos parece particularmente interesante la complementariedad de las visiones de Tomás Serrano, Javi Salado y Sansón sobre el apoyo de Ciudadanos, respectivamente focalizada en lo que tiene de ilusión ese apoyo al gobierno, el distanciamiento de Esquerra que ha propiciado y la contenida, al menos de momento, suspicacia de Podemos hacia esa forma geometría variable.

Ya el jueves, Ferreres apostó  por una visión más global, sin oder evitar rotular la gubernamental camioneta con lo único que parece prioritario en su barrio idelógico (reconocemos que Fer nos fatiga, pero dejamos el enlace para quienes quieran contar con una panorámica humorísitica más completa; en su mund es más virus quien votó a favor de la prórroga que quien lo hizo en contra, bando que incluyó al independentismo catalán al completo).


No hará falta que entremos en muchos detalles sobre el precio pagado por la abstención de Bildu, ese grupo con el que Pedro Sánchez estaba dispuesto a repetir cinco veces, o veinte, que no iba a pactar (ver vídeo;  otra rotunda manifestación sobre eso).


El caso es que dista de estar claro si esto realmente va de buscar que sea Europa la culpable de las amargas medidas que habrá que adaptar, o sea, el famoso rescate, de forzar la ruptura para apearse de un gobierno condenado a un brutal desgaste o de provocar un estallido social para intentar alguna hegeliana maniobra. Porque, como bien ilustraba Javi Salado, ya ni se sabe si esto lo pilota el desarbolado capitán o su loro.


Pero ojo, que también hubo en el humorismo quien se encargó de cargar contra la guardiana de la ortodoxia (y del apoyo Europeo), convertida por Vergara en los aspectos más lesivos del gobierno de coalición. Hegeliano. 

Desde muy diferente óptica, JM Nieto también se ocupa hoy del papel que está desempeñando  Nadia Calviño

Nada hemos encontrado, en cambio, sobre Simancas, que está consiguendo el impensable logro de hacer simpática la figura del traidor diputado Tamayo. Cosas veredes ...
[Después de haber subido el apunte advertimos que Abc publica hoy en su retrospectiva sección 'Un respiro con Mingote' una viñeta del 21 de mayo de 2007 que pone de manifiesto la inveterada nimiedad de tan prescindible político]

Sobre el acuerdo con Bildu, cabe añadir al cumplimiento a bocajarro de los pactos apuntado por Esteban que veíamos ayer, la no menos evocadora de los años de plomo visión de Santy Gutiérrez sobre ese envenenado apoyo a Pedro Sánchez.
Cada vez más cacerolas en proceso de abolladura, cuando las verdaderamente preocupantes son las demasiadas que, en oportuna lectura de Esteban, no tienen con qué llenarse. Acompañamos esa viñeta con otras caceroleras piezas que se suman a las incluidas en el apunte de ayerNapi, Superantipático (Juan Aparicio Belmonte), Cain y Faro / Da Col, estos con apelación a la famosa conminación de Lola Flores, y JL Martín con una oportuna observación sobre los dobles raseros tan al uso. Buen recado para la, en eso, irredenta Ada Colau.

 

Pasamos a la política internacional con Macron y Merkel, que acordaron un plan de relanzamiento de la economía europea menos dotado económicamente de lo que por aquí se pide.
Plantu lo saludó con un guiño a una famosa escena protagonizada por Helmut Kohl y François Mitterrand cuando el 25 de septiembre de 1984, durante los actos conmemorativos de 70º aniversario de la Primera Guerra Mundial se cogieron de la mano para rendir honores a los caídos (más detalles).

Pero conviene no perder de vista que, cómodas satanizaciones de Holanda aparte, la opinión publica de los países que lideran la UE más bien ve las cosas como reflejó Monsieur Kak en el adjunto dibujo publicado en el diario francés L'Opinion.
Y no ayudan mucho desvergüenzas como colar incrementos de retibuciones a políticos en decretos sobre medidas económicas de emergencia.

Una reflexión sobre la infomación que consumimos merece que lo más noticioso que nos ha llegado de Estados Unidos esta semana haya sido la automedicación de Trump con la controvertida hidroxicloroquina. El suizo Chapatte y el belga Kroll son algunos de quienes le animaron a instensificar ese tratamiento. 



Oportuno recordatorio, el que hemos visto en Twitter de una viñeta de David Sipress publicada en The New Yorker en 2017, que nos sirve para anticipar que ya bajará el subidón laudatorio del teletrabajo que ahora vivimos.

Finalizamos el recorrido de hoy en Canadá. Y es que no es frecuente ver, en cuestiones ajenas a la política, dos visiones tan contrapuestas de un mismo asunto como las de Serge Chapleau (La Presse) y Pascal (Le Devoir) sobre el impacto de esta crisis en los adolescentes.


 

Componen elrecorrido de hoy 46 viñetas, más 11 anexas. Y son 20 las firmas nacionales y 17 las foráneas que han aportado su talento.






Anexo: algunos ejemplos de la presencia de Zoom en el humor

La modalidad más frecuente es la reprseentación de la famosa pantalla dividida: Padylla (9/4), Schot (10/4; por ahí anda nuestro Pedro, haciendo un feo gesto, en la vsita de la telerreunión del Eurogrupo), Blower (13/4), Peter Schrank (17/5; sobre el diferente ritmo desconfinador de los teritorios del Reino Unido), Berger & Wyse /16/5), Steve Bell (1/4) y Paco Calderón (27/3).

 
 

Otra modalidad es centrarse en un solo participante, aunque sea con l aironía de hacerle habla r consigo mismo, como hizo Tomás Serrano con nuestro narcisista presidente en una viñeta del 30 de abril.
Una variante creativa que ha practicado el propio dibujante de El Español, y también el australiano David Rowe, es jugar con la irrupción de algún inesperado invitado. De hecho, hay quien ha convertido en costumbre es tipo de photobombing.