sábado, 9 de julio de 2016

Palabras de la semana 27ª


Empezamos este ya habitual repaso semanal con el neologismo escogido por el CVC que ha sido ecotasa. Un impuesto cuyas primeras referencias sitúan en 1994 si bien no es difícil encontrar en la hemeroteca Abc un puñado de ellas fechadas el año anterior (como esta). Ya se ve que estamos un poquillo repugnantes.
Mas allá de cuando naciera esa eurocriatura, es uno de los muchos eufemísticos ecos que, a imitación de aquel poquito de azúcar de Mary Poppins, ayuda a pasar algunos feos tragos. Te dan el (oneroso, of course) título de ecoturista y ya no hay deshecho que dejes por el mundo que te pueda hacer sentir mal.

Es el maravilloso poder de la palabra. Y menudo talento anticipatorio el de las gentes de Nestlé que registraron en los años cincuenta la marca Eko. Aunque igual se pasaron con la k. Recordemos que ecología es una palabra acuñada en 1866 con la forma oecologie, hoy okölogie, por el biólogo alemán Ernst Haeckel

Nos vamos a las "23 magníficas y meritorias palabras con la M" propuestas en el suplemento Verne de El País. Otro artículo mas en el que Luis Demano se marca una mínimamente pedagógica ilustración, en este caso para desesclarecer metemuertos que, en el teatro, es el hombre (una llamada de atención para los sres. académicos) encargado de retirar los muebles en los cambios escénicos. También sirve para entremetido, servidor oficioso e impertinente.

A ver, gentes de Verne, cuando a Rolex a Rolex y cuando a setas a setas. Lenguaje o arte creativo. Hay que optar a que se va, porque habéis colado una ilustración propia de una crónica electoral.

Interesante la inclusión del epónimo malinchismo, la actitud de quien muestra apego a lo extranjero con menosprecio de lo propio. Una palabra formada a partir de Malinche, la esclava mexica que desempeñó un papel importante en la conquista española de México como intérprete, consejera y amante de Hernán Cortés.

Algún mador hay en nuestras recientes entradas sobre boxeadoras foxy (como esta), mientras que resulta muy oportuna la referencia a esa aversión a lo nuevo que llamamos misoneísmo en esta semana en que un centenar de nóbeles han chocado con la escasamente razonada posición de Greenpeace sobre los transgénicos. Interesante debate que a nadie parece preocupar. Donde estén los vértigos de alguna miembra de la nómina de Telecinco quien va a querer ocuparse de esas historias tan aburridas. ¡Olé tus güevos Vasile! Encadenando liderazgos de audiencia.

Muy apropiadas para el momento político se nos hacen maula, malsín, macarelo, machucho, morigerado, mogato, mogrollo y hasta mamacallos, aunque en esto nos quedamos con aquel mamahuevos que prodigaba Sheilys - Itziar Atienza en "Vaya semanita".

Con todo, no encontramos un término apropiado para definir al líder de muydeizquierdasquequiereparecersocialdemócrata empeñado en cenar con Obama. ¿Valdrá mamahuevos o inventamos mamaobamas?

También tomamos nota de que en nuestro inventario de palabras de origen animal que ha ocupado unos cuantos apuntes de este blog se nos ha quedado olvidada murcigallero (ladrón que hurta a prima noche; viene de murciélago) mientras que no tenemos del todo claro lo del mojinete. ¿Lo que sigue, que claramente no es golpe, computará?


Pasamos de comentar la poco emocionante semana que se marcado Fundéu, no negamos que también la gramática tenga que ocupar su sitio, pero nos aburre, aunque cierto es que también se han aplicado a combatir anglicismos como timing o road trip.

Pero lo que no queremos dejar de recomendarles es que visten la doble entrada del Laboratorio del Lenguaje del Diario Médico con el interrogatorio título ¿Puede un ente científico carecer de nombre? (I y II). De paso, descubran en el apunte "El difícil decúbito" el significado que para algunas gentes tiene "ponerse de memoria". Maravillosa España profunda.

Y, entretanto, algunos descerebrados hablando de terceras elecciones. Acopian los tenedores mas gordos que tengan en casa porque vamos a tener que pinchar las definitorias partes de unos cuantos mamahuevos.

Pero, ¡mejor que lo diga Itziar, que tiene mas gracia!




No hay comentarios:

Publicar un comentario