lunes, 1 de febrero de 2016

CLIPDA (LXXXIX): Géricault y "La balsa de la Medusa" (1ª parte)


Tras “La Libertad guiando al pueblo” resulta bastante oportuno repasar el cuadro mas famoso de Théodore Géricault. Y es que “La balsa de la Medusa” (1819), pintada algo mas de una década antes que la obra de Eugenio Delacroix, presenta patentes similitudes compositivas con la característica distribución piramidal de los personajes que se disponen sobre una base de cuerpos yacentes.



El enorme lienzo, algo mas de 35 m², representa la tragedia subsiguiente al naufragio de la fragata Méduse que sacudió Francia a mediados de la segunda década del siglo XIX. Si no conocen la historia merece la pena que consulten la breve y precisa explicación de la Wikipedia en español (lo de la francesa es un pequeño tratado).

El cuadro fue presentado al Salón de 1819 y, aunque resultó premiado, no fue comprado para las colecciones reales como era habitual con las obras mas destacadas. Esto solo ocurrió en 1824, poco después de la muerte de su autor. Un óleo de 1831 de Nicolas-Sébastien Maillot deja constancia de la presencia de la obra en el Salon Carré del Museo del Louvre.

No es raro, por tanto, que un bajorrelieve que reproduce el lienzo adorne el frente del monumento funerario del pintor realizado por Antoine Etex. En los laterales de la tumba del Père Lachaise también aparecen reproducidas otras dos famosas obras de Gericault: “Coracero herido que abandona la línea del frente” (1814) y “Oficial de cazadores a la carga” (1812).





Siguiendo nuestra costumbre vamos a comenzar el repaso de las “apropiaciones” de la obra que repasamos por las portadas, pero antes de meternos con la Medusa vamos a recordar que el oficial cargando fue incluido por Constantin Alajalov en la del Saturday Evening Post del 12 de agosto de 1961. Una simpática especulación sobre qué podía llamar en mayor medida la atención de un grupo de marineros que visita el Louvre. Añadiremos que el cuadro que se vislumbra al fondo es el retrato de Mme. Recamier realizado en 1800 por Jacques-Louis David.



La francesa L´Echo des Savanes también llevó a una de sus publicaciones el cuadro, pero en este caso en una versión libre con protagonista femenina realizada por André–François Barbe. Ya de las páginas interiores de la revista Le Rire nos traemos una versión de los años treinta de Jean Sennep cuyas "apropiaciones" aplicadas a políticos están compiladas en el libro "Les Chefs-d'Œuvre Politiques par Sennep" (1938).

 

Una moderna apropiación de este cuadro es la realizada en 2007 por el artista americano Kehinde Wiley cuya obra se caracteriza por recrear conocidos clásicos, particularmente retratos ecuestres, con protagonistas de raza negra ataviados con vestimentas actuales.


Una recreación de esa recreación con un jugador del equipo local de béisbol llamado Detroit Tigers, de ahí el cambio de montura, como protagonista fue utilizada como portada por la revista Detroit Metro Times en abril de 2015. A su lado una cubierta de de comic que parece claramente inspirada por el jinete de Géricault. La del número 49 de "La espada salvaje de Conan el Bárbaro" dibujada por Nestor Redondo.


Una última versión del jinete que nos parece interesante es la del artista francés Bernard Pras que compone su obras con desechos, muchas veces aplicando efectos anamórficos, aunque este no es el caso. Añadimos un enlace a mas trabajos de este arista.

Pero vamos ya con la balsa de la Medusa que cuenta con muchas menos portadas que el cuadro de Eugene Delacroix y eso que hay quien incluso llega a vincular con la misma la cubierta del libro de Tintín “Stock De Coque”. Ya puestos cualquier balsa sería tributaria de este lienzo que no falta en el amplio repertorio que ha llevado a su la tapa de revista británica The Spectator que nos sirve como guía en esta etapa del CLIPDA. “Sabía que deberíamos haber optado por el túnel del canal” dice el bocadillo del número fechado el 8 de setiembre de 2001 que pude verse mas abajo en que se trataba sobre el atractivo de Gran Bretaña para los inmigrantes.

The Economist también recurrió a este cuadro para ilustrar en noviembre de 2010 las penalidades que pasaba el euro mientras Angela Merkel acudía al rescate. Por ahí se ve la bandera de España. La verdad es que no se matan con la ejecución de sus imágenes de portada los editores de esa prestigiosa publicación.



Mucho menos literal es la aproximación de Kara Walker en la ilustración con la que el semanario The New Yorker rememoraba en agosto de 2007 los devastadores efectos del huracán Katrina que había azotado Estados Unidos dos años antes.

El uso de este cuadro para componer viñetas de crítica política es una práctica antigua como podemos comprobar a través de un ejemplar del semanario francés  “Le Sifflet” fechado el 21 de abril 1899. En el mismo se representa, a raíz del caso Dreyfus, a un atribulado estado mayor navegando por un mal de falsedades (adviértanse las notas flotantes que ponen faux). En ese caso la espera era para descubrir quienes pudieran ser sus nuevas víctimas tras la sanción a uno de sus miembros y el suicidio de otro (Joseph Henry) que había falsificado pruebas.



Entre las versiones del mundo del comic es obligado destacar la magnífica doble cubierta creada para celebrar el centésimo número del mítico “El Víbora”. 




En la misma puede leerse "esta portada fue realizada en circunstancias extremas, la tarde-noche del 4 de Mayo de 1988 con el soporte "Brunch" de bocadillos, cervezas y todo lo demás, con lápices, pinceles, el pulso firme y la inspiración de Pons, Martí, Gallardo, Mediavilla, Diego, Calonge, Galiano, Avilés, Seguí, Valles, Laura, Das Pastoras y Nazario ..." (enlace a una imagen en gran formato). Algo anterior y, por ello, posible fuente de inspiración, es la portada dibujada por Will Elder en 1987 para el nº 10 de la publicación underground SNARF. Aunque el "That´all folks!" de la vela anunciaba una despedida ese comic todavía sacó, aunque muy espaciadamente, algunos números mas (ver colección).

Tratándose ya de libros, un fragmento de la versión de “La balsa de la economía” de Dave Brown fue convertido en la portada de una colección de las fantásticas recreaciones de clásicos de arte que realiza este colaborador habitual del diario The Independent.




Otra cubierta de libro basada en ese cuadro es la realizada por Georges Wolinski, uno de los humoristas asesinados en 2015 en la sede de Charlie Hebdo, para su “Pauvres mecs” (pobres tíos). Con la misma ponemos punto final por hoy, porque este es un cuadro que ha ejercido una enorme atracción sobre los ilustradores como podrán comprobar el próximo lunes.










No hay comentarios:

Publicar un comentario