viernes, 24 de junio de 2016

El reciclado iconográfico de la sandía: de símbolo racista a sexy (y III)


Proseguimos la publicación de nuestra colección de imágenes con sandía presentando una de Georgia May Jagger que no quiso privarse de su portada frutal. Y la tuvo en el número de mayo de 2014 de la edición coreana de la revista Dazed. A su lado la diseñadora Phoebe Philo en un suplemento de diciembre de 2013 del diario francés le Monde.

 

Al famoseo esto de la sandía parece que le va. Y como a Shakira y a sus uñas ya las habrán visto por ahí estos días, nosotros pasamos de esa mas bien sosa imagen y les proponemos a Gisele Bundchen en un reportaje de Vogue y a Izabel Goulart hecha un puro chorreo.

Siguen Christina Hendricks, Jennifer Hawkins anunciando lencería Lovable, Ashley Benson, Sienna Miller (Esquire 2007),doble foto de Lindsay Lohan (numero de invierno 205/2016 de revista No Tofu; adjuntamos enlace al reportaje de Ellen Von Unwerth que ya se ve que es bastante aficionada a este frutal recurso) y cierra la serie Hannah Polites que, con buen criterio, tiene esa imagen como identificador de su Instagram. Siguiendo el enlace anterior también encontrarán el reverso de la foto. 

 
 
 
 

¿Original verdad? Como puede comprobarse la lista de usuarias del cliché es larga y no vean la de fotos de stock que pueden encontrase sobre este asunto.

En el mundo de la música parece que la cosa también funciona y, a modo de ejemplo, la mediática Kate Perry es de las que ha recurrido al cliché, cierto que sin alcanzar la hondura de sentimientos que destila el disco de Jackie Vernon "A man and his watermelon". Terrible pérdida.

 

Vamos a volver a repasar el ya comentado subcliché sandía-vulva porque hoy vamos a complementarlo con algunas otras piezas rematadas con una increíble imagen de un reportaje nupcial. Refrescamos, pues, la foto de Amanda Lepore realizada por David LaChapelle que ya hemos visto en un apunte anterior al igual que la portada de la edición griega de la revista Max claramente inspirada en la misma.

 

Pero esa composición tiene otras muchas seguidoras como bien puede comprobarse a continuación.

  

Una curiosa variante es la ideada por el fotógrafo francés Nicolas Guerin que somete al fruto a la misma técnica de "arte shibari" que a la modelo.



También es bastante popular el corte a medias sandía que utilizó, por ejemplo, la fotógrafa Steph Wilson en su proyecto emoji dirigido a criticar la censura en internet. Pero quizá sea el cartel de la película "El sabor de la sandía" dirigida por Tsai Ming-liang en el año 2005 la pieza mas significativa de esa versión del concepto que, además, tiene en ese caso un curioso desarrollo cinematográfico en forma de sandilingus




La venezolana Roxana Díaz también incluyó unas poses con sandía que incluyen alguna pieza asociada a este subliché. Debajo una imagen del reportaje de Kinga Csurgay en el número de marzo de 2015 del Playboy húngaro y otra del de Ralitsa Todorova en el ejemplar de febrero de 2010 de la edición búlgara.

 
 

La presentadora de televisión ucraniana Irina Olhovskaya también posó en 2010 con sandía para la revista XXL, en aquella ocasión versión corte hendido. Algunos años antes había sido playmate de la edición brasileña Andressa Soares, la conocida como a "mulher melancia", o sea, la mujer sandía. No les costará adivinar por qué. Y ya se imaginarán que no se libró de un posado con esas frutas del que traemos un par de imágenes. Les dejamos, además, un enlace al reportaje completo en el que todavía no lucía el característico tatuaje en el monte de venus que también les mostramos (esa imagen es de la revista Sexy de julio de 2011 a cuyas fotos también les damos enlace).


 

Ahora ya podemos pasar a comprobar que lo que no se le pase por la cabeza a un fotógrafo de bodas...


Entramos así en el terreno del humor donde no falta el típico toque burro a cargo de la desaparecida revista satírica francesa Hara Kiri (agosto 85). Y eso que, aunque sea con una imagen mas amable, mas bestia es, conceptualmente habando, la cubierta del número 42 de "Sex to sextie" dibujada a finales de los sesenta por Lowell Davies.

 

Ese uso sería recuperado años después en una viñeta de Tom Johnston basda en las noticias sobre las beneficiosas propiedades eréctiles de la sandía (enlace para saber mas). También cabe utilizar esas voluminosas frutas en una línea humorística mas apta para todos los públicos como podemos comprobar en el número de MAD de octubre de 2014 que repite un juego dental que ya habíamos visto anteriormente en algunas otras de sus portadas (1). A su lado el comediante americano "Zach" Galifianakis en la tapa de GQ de agosto de 2010.


No teníamos muy claro donde encuadrar el bodypaint de la cubierta de enero de 2007 de la revista Score, pero finalmente nos hemos decantado por colocarlo en esta sección dedicada al humor. Qué menos.


También hay un cierto toque humorístico en las siguientes creatividades de las revistas Zoom (marzo 1983) y The Portland Mercury (mayo 2015).

 


Pero conviene señalar, y lo hacemos con un ejemplo gráfico, que hay a padres a los que es mejor no darles ideas.

Lo cierto es que prácticamente no hay temática donde no sea capaz de abrirse hueco, ya sea un trozo, o una entera sandía. Terminamos con una muestra de variopintas presencias en las tapas de revistas de muy diverso enfoque. Y se descubren un blog con mas fotos de sandías tengan la amabilidad de contárnoslo porque estamos barajando la posibilidad de reclamar algún récord Guinness.


 
 
 

La última incorporación a nuestra colección, el número de julio de la edición polaca de Glamour.








(1) Otros ejemplos del característico rastro dental de Alfred E. Neuman.

 





Adenda 9/17: no quedan muchas cosas por hacer con una sandía en un aportada. Pero una era la que propone la revista de interiorismo Frame en su número de sep/oct 2017.





No hay comentarios:

Publicar un comentario