martes, 14 de junio de 2016

Un poco de portadismo reciente (pura excusa para traer al blog a Julieta Miquelarena)



Tal y como era previsible Muhammad Ali ha alcanzado esta semana su portada nº 40 de Sports Illustrated (reiteramos el enlace a la colección) así como la 5ª de Time. El director de arte de esta última publicación no se mató a pensar y recurrió a una conocida foto tomada en 1963 por Philippe Halsman que ya había sido portada de GQ en febrero de 2011. ¿Un poquito clareada quizá?


Pero está claro que nosotros no tenemos ni idea de como se venden revistas, porque lo que se nos hace inexplicable es que ESPN descartara una estupenda creatividad sobre el famoso binomio mariposa-avispa. Y ello en favor de un sonriente primer plano que poco debe destacar en los kioskos sobre otras portadas del boxeador. Al menos la directora creativa Chin Wang ha tenido la amabilidad de hacer público ese descarte que imaginamos motivado por la incapacidad de una parte del público para asociarlo con el representado.

 

Lo que no sabíamos, y hemos descubierto ahora, es que ESPN hizo en un especial del año 2000 una versión del famoso cómic de Superman que ya les hemos enseñado en un anterior apunte. Lo mas llamativo es la sustitución del superhéroe por Michael Jordan, la idea era representar a los dos deportistas (norteamericanos suponemos) mas importantes del milenio, pero también son destacables los cambios en el abundante famoseo representado. Un análisis que requiere un considerable dominio del mundo deportivo norteamericano. Bueno, imaginamos que al menos reconocerán a Magic Johnson. El caballo con una característica mancha en su pelaje se lo apuntamos nosotros, es el rompedor de récords llamado Secretariat (Secretariado).


 


Los responsables del semanario The New Yorker da la impresión de que andan muy metidos por la política, de hecho Trump lleva cuatro cubiertas en menos de un año. Y quizá hayan pensado que tras la reciente necrológica dedicada a Prince habría sido demasiado luto añadir otra tan próxima. Pero al menos el ilustrador Barry Blitt ha tenido el detalle de introducir una referencia al boxeo en su portada dedicada a Hillary Clinton. Y bien está que sea la candidata de esa publicación, pero se han pasado bastante en la operación de estética aplicada.

Un dato curioso es que, si no nos equivocamos, el boxeo no hacía aparición en la cubierta de la revista neoyorquina, multideportivas portadas olímpicas aparte, desde comienzos de los años treinta en que lo hizo en una ilustración de Ilonka Karasz.

La creatividad utilizada por el gran Blitt no deja de ser un tanto tópica. De hecho, la revista Puck ya había colocado en 1904 en un rincón del ring político, precisamente en el contrario, al candidato Tedy Roosevelt. Al margen de la política, hasta Madonna recurrió a ese cliché en el número de abril de 2008 de la revista InterviewY ya ven como (léase a lo Trancas y Barrancas) "la mujer de negrooo no necesita ni banquetaaa".

 
 

Otro día tendremos que volver sobre el llamativo asunto de que la presencia del boxeo en las portadas hace ya años que tiene protagonismo muy mayoritariamente femenino y, además, con un elenco no formado precisamente por boxeadoras. 

Entretanto la revista Esquire sigue sacando partido a la famosa creatividad del afeitado ideada por el gran George Lois. El mismo que también concibió la que creemos mejor portada protagonizada por Ali cuando le convirtió en un martirizado San Sebastián con motivo de su negativa a servir en la Guerra de Vietnam. Ambas piezas se analizan en un antiguo apunte ("+ memes fotográficos: las portadas de Esquire") al que no paramos de hacer añadidos. En este caso con la tapa de la edición filipina de Esquire protagonizada por la actriz Jennylyn Mercado a quien ya habíamos visto con mas agresivo bañador en el FHM de enero de ese mismo país. 

 

Ahora bien, sin demérito de Jennylyn, para portada de FHM la del número de junio de la edición española que protagoniza una esplendorosa Julieta Miquelarena. Añadimos un enlace al Instagram de esta testosteronizante argentina que es de donde hemos sacado la captura de snapchat que remata el apunte.

 





P.S.- Como nos maliciamos que no ha seguido nuestro reciente consejo de trastear por la web de la revista Lui en busca de la última portada, vamos a insertar nosotros una imagen de la misma. Recuerden que la protagonista es Audrey Fleurot.


Todo un quinquenio que le ha llevado al bueno de Driss (Omar Sy) ver cumplida la primera etapa de sus deseos.








Adenda 21/7: un montón de años sin referencias boxísticas en las portadas de la revista The New Yorker y ahora dos veces en poco mas de un mes. La que sigue es la ilustración de Peter Drooker titulada "Comienza la pelea". A pesar de la bella factura nos parece decepcionante el recurso al muy explotado concepto del combate entre el elefante republicano y el burro demócrata.


No hay comentarios:

Publicar un comentario