jueves, 26 de enero de 2017

El jardín de Fitur (y III): Africa, Oceanía y algunas bajas


Llegamos al continente africano en este recorrido por el que hemos dado en llamar el 'Jardín de Fitur' por mas que no todo lo visto haya estado representado en la feria madrileña. Namibia muestra en su símbolo uno de los imponentes baobabs que crecen en su territorio. Un árbol que también está presente, aunque apenas perceptible, en la parte inferior del símbolo que utiliza Madagascar.



Aún hubo otra baobab mas, el que lucía el antiguo logotipo utilizado por Zimbawe que mostramos junto a estas líneas. Un ejemplar de ese árbol de hoja caduca que, como se ve, se mostraba en el momento menos verde de su ciclo vital.  

En el caso de Etiopía son unos árboles entrelazados, que no buscan representar una variedad específica, los que simbolizan coloreados como la bandera nacional los estrechos lazos con otras naciones y pueblos que ese país pretende establecer por medio del turismo.

La única flor que encontramos en las marcas africanas es la vistosa orquídea que lucen las SeychellesPor contra, las palmeras son bastante populares, aunque casi siempre con un papel secundario, y podemos verlas en las marcas de Marruecos, Gambia, Tanzania o Mozambique donde un ejemplar ejerce de letra. Cierra el cuadro Santo Tomé y Príncipe con una referencia a los manglares de ese insular estado del golfo de Guinea.

Volvemos a Madagascar porque antes hemos pasado por alto que también aparece representado, aparte de un lémur de vistosa cola anillada endémico de esa isla conocido como maki, el comúnmente llamado 'árbol del viajero' o 'palma del viajero' (ravenala madagasca riensis) aunque no se trate propiamente de una palmera. Esta planta es un símbolo nacional de ese insular país que está presente en el escudo oficial y también es el emblema de la compañía aérea nacional Air Madagascar. No confundirlo, pues, con la cola de un pavo o similar.



Concluimos nuestro viaje en el continente austral, concretamente en Nueva Zelanda. Este es un país que utiliza obsesivamente el símbolo del helecho que, sin embargo, no aparece en la marca turística "100% Pure New Zealand" que ahora tienen en uso. Como puede verse la referencia nacional queda a cargo del mapa del país que ha pasado a formar parte del símbolo de porcentaje.


Ahora vamos a realizar un pequeño repaso de varias 'marcas botánicas' que, junto a la de Albania ya vista en la primera entrega, han sido sustituidas.

La que cabe considerar como una sensible pérdida es el delicado ofrecimiento de un capillo de flor, asumamos que de loto, que realizaba el símbolo de Sri Lanka, un país que desde entonces va de mal en peor en busca de una identidad turística.


Mejor va la cosa en Filipinas que abandonó la infantil mas que naïf marca que utilizaba una sonriente palmera a modo de ele y encaramaba un lémur a la i, para pasar a otra con demasiado un poco de todo donde seguía sin faltar una palmera.

No es raro que pronto fuera sustituida por la simbología actualmente en uso que se basa en la trama de un tapiz en en el que, si está familiarizado con el mapa de ese país, podrá adivinar las formas de sus principales islas. Adjuntamos una ayudita.

En América es notable la baja causada por la heliconia (para mas señas wagneriana) que formaba parte de la imagen turística de Costa Rica, un país que desde 2013 utiliza la marca 'esencial Costa Rica' para la que Futurebrand creó un logotipo exclusivamente tipográfico.


También es destacable como Indonesia ha transferido su representación del reino vegetal al animal, aunque sea en forma de mito, porque el representado es Garuda, el águila gigante que sirve de vehículo a Visnú y tiene la consideración de dios menor. La misma criatura que presta nombre y símbolo a la aerolínea nacional.

Aunque no se trate de un país sino tan solo de un departamento francés, por lo que tiene de mítico destino turístico vamos a reseñar también como la marca de Tahití ha pasado a ser exclusivamente tipográfica abandonando el uso de la 'flor del Tiaré' (gardenia tahitensis). Ese símbolo de la Polinesia francesa es con el que se confeccionan los característicos collares, llamados hei en Tahiti y lei en Hawaii, con que se recibe a los visitantes en esas lejanas islas.


En el Pacífico también encontramos algunas palmeras, pero representadas en la primera etapa de su desarrollo cuando son brotan del coco en que han germinado. Y así es como aparece representado un ejemplar en el escudo de los Estados Federados de Micronesia (por mucho que la Wikipedia se empeñe en que en se trata de 'una palmera sobre un islote representado esquemáticamente de color marrón'). Se ve mas claro en el símbolo del comité olímpico nacional, mientras que en el logotipo turístico el coco ya no está presente. 


El mismo simbolismo, aunque en un estado de germinación algo anterior, también puede verse en el logotipo del comité olímpico de las Islas Cook.

Como colofón una vista general del aspecto que luce este jardín de 34 países que hemos repasado en tres entregas.









P.S.- Con tan feraz jardín como es el de las marcas turísticas, no es raro que la Onu haya escogido un diente de león como símbolo del 'Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo' que ha sido declarado este 2017. Una representación de la tierra en la que las voladoras semillas son los viajeros que se desplazan 'de forma responsable'.






No hay comentarios:

Publicar un comentario