martes, 10 de enero de 2017

Las mejores portadas de 2016 (y VIII)


Vamos con una última tanda de portadas de 2016 que nos han gustado como paso previo a mostrarles nuestra selección de favoritas. En Bloomberg Businesweek vimos una interesante y muy trabajada reelaboración de un concepto que, sin ser especialmente original, cuenta con interesantes detalles que hemos repasado en el apunte Kioscos en portada.

En la entrada Populismo y otras palabras de esta final semana de 2016 hemos documentado como el zika ha sido objeto de un buen montón de tapas de revista. Pero tan solo conocemos una creatividad que ha sabido prescindir del mosquito transmisor, la de la brasileña Época que supo acercarnos de una forma explícita y bien emotiva a las consecuencias de esa enfermedad. De lo mejorcito del año.

 


La cuestión racial se ha vivido en Estados Unidos con algo menor virulencia que el año anterior, pero sigue bien presente como atestiguan las dos gráficas que le ha dedicado The New Yorker.


Los Oscars también tuvieron su polémica racial a cuenta del pleno de 20 nominaciones blancas para las cuatro estatuillas que premian la interpretación. Así que algo nos dice que este año habrá algún oscarizado negro. Bajo estas líneas puede verse como trató esa cuestión la revista Variety en su número de enero. Pero hay que reconocer que en esto de la tensión racial Charlie Hebdo estuvo inspirada en uno de sus números de noviembre.



Los refugiados han recibido, medido en términos de portadas, bastante menor atención que el año pasado. Es bien sabido que la opinión pública se cansa con rapidez. Una que nos ha parecido interesante es la publicada en junio la revista Vice. Una foto tomada por Elliot Ross en un campo de alojamiento temporal de la Isla de Lesbos. La edición española también les dedicó su tapa de mayo enfatizando con su rótulo el titular de que el mundo está al revés.


Los despelotes de embarazadas siguen dando juego pero hay que reconocer que la revista Paper ha sabido darle con Blac Chyna un giro a la cuestión después de tantas portadas con el cliché Laibovitz-Moore como se han visto (enlace a nuestro repaso de ese asunto).

Del embarazo a la lactancia, Lürzer´s Archive es una publicación dedicada a recopilar las mejores creatividades publicitarias, por lo que no tiene dificultad para producir impactantes cubiertas. La gráfica utilizada por una cadena de gimnasios en sus anuncios ha servido para publicar una siempre efectiva portada articulada en torno a unas tetas. Y sin enseñar pezón como exige el puritanismo imperante en los USA.

 

Entre los pocos paisajismos que han accedido a los frontales de las revistas nos ha gustado la imagen nocturna tomada desde la antena de al Liberty Tower neoyorquina que fue publicada en junio en The New York Times Magazine. Nos trajo a la memoria la de Popular Science de junio de 1946 cuando era el remate del Empire State el que ejercía ese (¿falico?) simbolismo de cima neoyorquina..

 

New Scientist se trabaja bastante las portadas (enlace a la colección) y no es un asunto fácil dado los temas que en ellas toca representar. Por su simplicidad, y quizá porque entronca con las sandías a las que hemos dedicado algunos apuntes (uno, dos y tres), nos ha gustado particularmente la ilustración de octubre sobre "Nuestro increíble universo".

La hemos emparejado con la realizada por Chris de Lorenzo para la muy poco conocida "Weapons of reason". Y ello porque nos parece un trabajo que le habría venido al pelo a los directores de arte españoles para hacer referencia a lo que está pasando en el Psoe




PrivatAir es una compañía aérea con sede en Ginebra que está especializada en vuelos privados. Produce para sus selectos clientes una revista cuyo director de arte ha encontrado un filón en los trabajos con papel del artista Calvin Nichols que ha llevado a los cuatro números publicados en 2016. Nos traemos las dos que mas nos han impactado.

 

La idea de realizar tapas que imitan un tejido es bastante antigua, el pasado año se ha visto, por ejemplo, en un número de febrero de la revista The Stylist que probablemente haya horripilado a mas de una feminista. Pero mas sorprendente es encontrar un auténtico bordado a modo de portada, como el que utilizó la edición inglesa de Elle en una de las cinco que propuso en septiembre para celebrar su rediseño. El trabajo fue encomendado a la firma londinense Hawthorne & Heaney (mas detalles).




Las tomas múltiples de una escena dinámica siempre resultan efectistas. Una se vio en Time en septiembre, pero nos ha gustado especialmente la interpretación del concepto realizada por ESPN en mayo en un desplegable en el que cada toma de la secuencia fotográfica de una entrada a canasta es interpretada por una jugadora diferente de la WNBA (Women's National Basketball Association). Espléndida metáfora del juego en equipo.



La propia ESPN publicó su habitual 'body issue' con ocho portadas (enlace) entre las que nos llamó la atención particularmente la protagonizada por el defensa de fútbol americano Vince Wilfork.

También Sports Illustrated hizo en su Swimsuit Edition un guiño, muy 'a la page' (1), a quienes no se ajustan al canon de la delgadez y concedió una de sus tres portadas a la modelo 'curvy' Ashley Graham. La ahora en horas bajas luchadora Ronda Rousey asímismo tuvo la suya, pero nos maliciamos que la mas vendida debió se la de Hailey Clauson.

 
 

Y después de lo visto en los ocho apuntes dedicados a esta cuestión en los que hemos valorado tres centenares de portadas, hemos decidido concretar nuestras selección de las mejores de 2016 en las dieciséis que siguen. Y ello con la gran pena de tener que dejar fuera otras muchas que nos gustan casi tanto.

   

Y como la pena de ver ahí sola a la Sampaio se nos hace especialmente insuperable, vamos a confeccionar un 4x4 adicional con las, para nosotros, mejores portadas de bellas. 








(1) Ashley Graham es portada del Cosmopolitan británico de enero, y también de Vogue, en algo mas vestida pose. La edición brasileña de Playboy asímismo se ha sumado a esa tendencia convirtiendo en protagonista de su primer número de 2017 a una modelo 'supercurvy' que, para mas inri, se llama Fluvia Lacerda (en portugués no tiene la misma connotación que en español porque al sabroso animal se le llama porco).

 





No hay comentarios:

Publicar un comentario