miércoles, 5 de abril de 2017

El "Día nacional del agravio"


Sirva este apunte para proponer formalmente la declaración de la jornada posterior a la presentación de los Presupuestos Generales del Estado como "Día nacional del agravio". Y es que en esta fecha se produce cada año una aspaventosa teatralización liderada por políticos y prensa regional de las "afrentas" que sistemáticamente provocan las inversiones directas de la Administración Central.

Y no deja de ser curioso que casi todos los balances regionales se basen en un pequeño capítulo presupuestario, cierto que es el único explícitamente regionalizado, que este año "desciende" a 8.597 millones (-22%) sobre un gasto total consolidado de algo mas de 443.000 M€. Quede claro que la cifra tratada, contextualizada para nuestra Asturias, apenas paga dos 'Variantes ferroviarias de Pajares'.

Vamos con una panorámica de los titulares de prensa encabezados por los de la (según LNE) "escandalizada" Asturias que ya saben que tiene enchufe en este blog (y a la que un día van a tirarle una balanza fiscal a la cabeza que va a quitarle la tontería).


 

Para ser sinceros, este año hay que dejar constancia de dos excepciones. La de Canarias, cuya prensa difícilmente podía recibir mal ser la única comunidad en la que sube la inversión de la Administración Central, y el País Vasco donde esta partida es marginal y lo que les importa es "lo suyo", o sea, el Cupo. Y eso por detrás del Athletic, faltaría mas.


Menudo griterío, con lo bien que se entiende todo con un sencillo cuadro como el que publica El Mundo. Si el total cae un 22% ¿Qué quieren? ¿No estamos en plan más gasto social?


Y a todo esto cuando en tan descentralizado país gran parte de la inversión pública es responsabilidad de las Comunidades Autónomas ¿Se sabrán tan airados protestones sus cifras locales?

Para poner un poco de perspectiva a los Presupuestos es muy útil el análisis de la Fundación Civio que publica extractado El Confidencial. Miren que buen fondo de pantalla para esos tablets con que equipamos a nuestros representantes políticos. Para que no pierdan de vista la herencia que van dejando.





No hay comentarios:

Publicar un comentario