domingo, 9 de abril de 2017

Racionalizando agravios


Vamos a darle una segunda vuelta al asunto de las inversiones de la Administración Central ya tratado en el reciente apunte El "Día nacional del agravio". Y es que como bien recalca, año tras año, el Informe Económico Financiero que acompaña a los Presupuestos Generales del Estado "existen una serie de limitaciones importantísimas en esta información que llevan a que las comparaciones entre territorios o entre años dentro de un mismo territorio estén frecuentemente sesgadas y resulten escasamente significativas e induzcan al error en las apreciaciones".

Así que, aun conscientes de esas limitaciones que aconsejan cautela interpretativa, puestos a utilizar un baremo sencillo nos quedamos con la inversión por habitante. Esta es la comparativa que resulta de aplicar ese criterio:



Aunque la disposición de las comunidades autónomas en el gráfico pueda parecer caprichosa, aclaramos que el orden seguido es por cifra de población. Y ello porque resulta útil colocar juntas a las cuatro grandes que suman casi el 60% de los habitantes de España (1). Así se aprecia mejor como comparten ratios bastante similares todos ellos situados por debajo de la media, como significativamente también ocurre en las comunidades forales e insulares en las que el peso de las infraestructuras de titularidad estatal es menor menor (por mas que sea llamativo el precio’ del apoyo de los nacionalistas vascos a los pptos.: la cifra comprometida ‘devuelve’ mas de la mitad del cupo que pretenden abonar). Lo que no se deduce de esta mala foto fija es el tan lloriqueado agravio catalán y la que, en todo caso, destaca algo en sentido negativo es la Cdad. Valenciana.

Pero resulta fundamental insertar esta información en su secuencia histórica. Y para ello vamos a servirnos de la evolución del ratio entre la inversión per cápita de cada comunidad y la media nacional.




En este gráfico que tan solo incluye las comunidades cuyo análisis resulta mas significativo, se ve claramente la similitud entre las 'cuatro grandes'. Cierto que con un ligero sesgo al alza en Andalucía, roto este año, que cabría asociar a una densidad de población que es, con diferencia, la menor del grupo. Pero parece claro que en esto de las inversión pública hay economías de escala poblacionales.

Si nos vamos a la zona de las 'aparentemente' mas favorecidas, es significativo comprobar como una comunidad 'de paso' de grandes infraestructuras de transporte como es Castilla-León lidera año tras año la clasificación cuando difícilmente cabe considerarla principal beneficiaria de algunas grandes actuaciones que se le imputan. 

En ese efecto estarían incluidos, por ejemplo, el Ave a Galicia o la Variante de Pajares, lo que unido al favorable ratio gallego hace bastante inexplicable la queja de Núñez Feijoo mas allá de que ese lamento se haya convertido en una especie de obligación política. Si no se hace parece que no se defienden los intereses de la Comunidad administrada. Así funciona esto.

En cuanto a la gráfica Astur, pone claramente de manifiesto como esta decaída región viene de una secuencia de generosísimas inversiones que hay que centrarse en poner urgentemente a crear utilidad pública. Así que habría que pedir menos escandalizarse y mas gestionar para que la 'Variante de Pajares' entre en servicio cuanto antes porque el escenario actual lleva a un inaceptable 2021. Y ya tenemos bastante costoso monumento a la incapacidad gestora con el túnel del metrotrén gijonés.






(1) El que sigue es el gráfico que nos parece da una mejor idea de la distribución por CCAA de la población de España:





No hay comentarios:

Publicar un comentario