miércoles, 5 de abril de 2017

Las arañas como metáfora (2ª parte): amores y pasiones


Vamos a dar cumplimiento al compromiso adquirido el pasado 24 de marzo completando aquel arácnido repaso con una muestra de la aplicación de similares metáforas a la representación de amoríos y pasiones.

La primera portada que tenemos registrada en la que hace se uso de la telaraña para representar el enredo amoroso es la de la revista Life del 24 de agosto de 1911. Una magnífica ilustración de Coles Phillips en la que utilizó su exitosa técnica del fade away para difuminar a la protagonista en el cromatismo de fondo. Y la emparejamos con una ilustración ya vista en el apunte dedicado a las arañas de la política para poner de manifiesto el paralelismo de formal de dos trampas de bien distinto significado y consecuencias.


 

Los líos galantes fueron uno de los temas favoritos de la revista La Vie Parisienne. En la portada del 12 de septiembre de 1925 titulada 'El amor pillado en la trampa', Cheri Herouard disfrazó de insecto a la capturadora de un alado amorcillo. A su lado el mismo asunto visto por Vald ‘Es en el interior de otro ejemplar de esa misma década.

 

De la popularidad del cliché da muestra su aparatosa representación en las producciones de Broadway conocidas como The Ziegfeld Follies de la que adjuntamos una foto.

En ocasiones la presencia de la tela de araña es bastante sutil, como ocurre en la portada del pulp de las serie Detective World titulado "Trapped in her own web" (atrapada en su propia telaraña), mientras que en otras la representación es decididamente mas procaz como ocurre en de "Passion Pusher" (instigadora de pasiones). Aun mas explícitas respecto a los habituales cánones censores son las tapas del comic de origen italiano Lucífera o el francés 'Los horrores de Aracné".

 
 

El mito de Aracné, la hábil tejedora convertida en araña por Minerva, se narra en 'Las metamorfosis de Ovidio' (mas detalles) y también es mencionado en las Geórgicas de Virgilio. Su mas brillante interpretación gráfica seguramente es la realizada por Gustavo Doré en uno de los grabados que realizó en 1861 para la Divina Comedia de Dante.

Un cartel de cine que entronca con el citado mito es realizado por Vladimir Egorovel para el corto ruso 'La Araña verde' (1916) dirigido por Alexandre Volkoff. Una pieza de cine mudo de la que no se conservan copias.


El circo también hizo uso del mito de aracné en sus espectáculos. La puesta en escena era similar a la que puede verse en el adjunto fotograma de la película de 1927 The Show (El Palacio de las Maravillas) protagonizada por Edna Tichenor.

 

No siempre es fácil deslindar cuanto hay de pasión y cuanto de maligna posesión en las múltiples personificaciones de la apresadora acción de la araña a la que han recurrido muy diversas publicaciones. Ahí va un variopinto puñado.

 
 

Volvemos al territorio mas galante con la un tanto empalagosa cubierta de la partitura de la canción “The Spider and the Fly” de J.D. Cress que está fechada en 1901. Debajo una foto de la misma época en la que la retratada alardea de sus dotes para atrapar corazones. No es difícil encontrar mas ejemplos en la red (informática).


Y aun cabría dedicar una tercera entrega a esas arañas monstruosas que tanto gustan al género de terror, aunque también han tenido réplica en clave de humor. Como en el TBO que nos sirve de colofón.







No hay comentarios:

Publicar un comentario