miércoles, 5 de julio de 2017

Toreras (II): Marilyn, mas portadas y un poco de arte


La peculiaridad de la versión de Earl Moran con la que finalizábamos el primer apunte de esta serie es que está basada en una sesión fotográfica de 1950 protagonizada por Marilyn Monroe. Adjuntamos hoy algunas imágenes de la misma, así como un ejemplo de otro cartel del mismo autor con quien la actriz posa complacida con el resultado.

 
 

El toreo femenino estuvo prohibido en España durante largos períodos del siglo XX (1908-1934 y 1961-1974) por lo que la presencia de mujeres en los carteles de la fiesta ha tenido casi siempre un carácter ornamental. Un interesante ejemplo es el realizado por Carlos Ruano Llopis para la apertura de la temporada de 1935 en la Monumental de Barcelona. Una ciudad que hoy cuesta creer que llegara a tener funcionando simultáneamente tres plazas.

Tampoco falta esta iconografía en alguna publicación del género que Tarantino popularizó llamar pulp también en español, como es el caso de True Woman's Adventures de mayo de 1955 cuya cubierta ilustró George Giguere. A su lado la alemana "La risa es la mejor medicina" reincide en la metáfora del amor ya vista en los años veinte, mientras que debajo es la revista Rogue a la que vemos recurrir a una procaz torera en su número de octubre del 57. Otras cabeceras de las entonces muy abundantes publicaciones dirigidas al mercado masculino también recurrieron a las toreras mas o menos sexys, como es el caso de la bastante chapucerilla versión que pudo verse en 1960 en la efímera Pleasure.

 
 

Cuando la fotografía va adueñándose de las portadas no faltan algunas con famosas luciendo indumentarias toreras. En 1956 pudo verse en la alemana München Sophía Loren durante su estancia en España para el rodaje de la pelicula "Orgullo y pasión" y a Elizabeth Taylor en Collier´s con una imagen de un reportaje del que veremos mas imágenes en la próxima entrega.

 

Saltamos a las portadas de El Papus que no eran precisamente un dechado de glamour. La fechada el 7 de setiembre de 1974 daba cuenta del fin de la prohibición del toreo femenino a pie, el rejoneo sí estaba autorizado, una decisión que en buena parte fue consecuencia de la lucha de la torera Ángela Hernández. Cabe constatar que esa publicación se marcó alguna otra pose sexytaurina, como la de la portada del cuadernillo Puta Mili de 1996.


 

La lidia de hombres también fue motivo de portada a comienzos de lo años ochenta en la precursora del porno norteamericana Screw cuya ilustración es de Kurt Schnurr. A su lado una versión fotográfica del cliché en la francesa Newlook de diciembre de 1985. 

 

En 1989 el comic italiano Lanciostory propuso por medio del ilustrador Zam una versión robótica de la lidia mientras que entramos en la década de los noventa comprobando en un Blanco y Negro fechado en julio del 95 que de vez en cuando también alguna auténtica torera se asomaba a las portadas. En ese caso Cristina Sánchez que, sin embargo, solo pudo acceder a la cubierta de Interviú pillada en topless en una playa (nº 1.268, agosto 2000).



 

También es reseñable que Interviú ha recurrido a la iconografía torera en las portadas protagonizadas por quienes se han aproximado a los hermanos Rivera. En abril de 2007 fue Estefanía y en agosto de 2010 la cantante Rebecca.

 

Volvemos al mundo del cómic para ver otras portadas toreras como son las de las también italianas X Comics (agosto 2005) y Skorpio (García Durán, enero 2006), mientras que ya de las páginas interiores de Penthouse Comix nos traemos una de las historietas de Dolly, un personaje creado por Blas Gallego.


 




En México también se han publicado algunas piezas aprpiadas para esta colección como la adjunta perteneciente a la serie "Bellas cariñosas". Cabría considerar esta última la versión 'pelangocha' de las fantasías que ya plasmara Picasso en algunos grabados que realizó en los años treinta. El que puede verse a continuación es la 'Femme Torero II' de la llamada Suite Vollard. A su lado 'La cogida de la mujer torera' (1936) de José Caballero que forma parte de la colección del Museo Reina Sofía.

 




No hay comentarios:

Publicar un comentario