martes, 31 de mayo de 2016

Animales que prestan su nombre (XIII): marcas



Si cuando alguien le dice que tiene un jaguar su mente le evoca un felino, no digamos ya en forma de abrigo, ciertamente no es usted una persona corriente. Y no digamos ya si lo que ha pensado es en el abrigo. Así de instaladas están las marcas comerciales en nuestro lenguaje.

Por ello hemos decidido incluir en esta zoonímica serie una entrega dedicada a los animales cuyo nombre es utilizado como marca. Y comenzamos con una de las mas conocidas y prestigiosas como es la adoptada por el fabricante de automóviles británico que, tras reanudar su actividad al concluir la Segunda Guerra Mundial, se vio obligado a modificar su denominación. Ello fue así porque el último modelo lanzado antes de la contienda había recibido la denominación S.S.100 “Jaguar”. No hay unanimidad sobre el significado de esa doble ese que hay quien hace proceder de Swallow Sidecars mientras que para otros significa Standard Special

El caso es que la coincidencia con la sigla que hizo desgraciadamente famosa la denostada SS nazi (abreviatura de Schutzstaffel, escuadras de defensa) llevó a esa empresa nacida de la colaboración entre la Swallow Sidecar Company y la Standard Motor Company a tomar como nombre el del felino que complementaba el nombre de su último modelo de preguerra.

El dibujo de un jaguar aparecía ya en el catálogo de la empresa de 1937 que también encargó el diseño de un emblema ad hoc a Frederick Gordon Crosby, un reputado ilustrador que asímismo diseñó el símbolo de Bentley. La nueva mascota para el capó ya se anunciaba en 1938 al precio de dos guineas y no tardó en cobrar fama. Sometida posteriormente a diversos retoques menores (es notorio el aumento del estiramiento de las patas traseras), el último cambio de logotipo de esa marca que es propiedad de la india Tata desde el año 2008 es el que puede verse a continuación.



No hay otra marca automovilística relevante que utilice como nombre el de un animal, pero lo que es muy frecuente en esa industria es utilizarlos para denominar modelos, de hecho acabamos de ver como así nació la marca Jaguar. Una lista bastante completa de esos usos puede encontrase en el siguiente enlace, aunque está enfocada al mercado americano y no incluye algunas tan nuestras como el Seat Panda.

Otra marca que tiene un indudable parentesco formal con Jaguar es Puma. Esta fue creada en 1948 por Rudolf "Rudi" Dassler cuando decidió separar su trayectoria empresarial de la de su hermano Adolf "Adi" Dassler que continuó su actividad con Adidas. No es muy conocido el primer símbolo de la compañía, así que aprovechamos para incluirlo junto a esta líneas. El felino mucho mas estilizado adoptado en 1967 que hoy sigue en uso con mínimos retoques fue diseñado por el ilustrador Lutz Backes.



Pero de acuerdo con las clasificaciones mas prestigiosas la marca con nombre de animal mas valiosa en la actualidad es la norteamericana Caterpillar. De hecho, la oruga de la que tomó su nombre ha pasado al lenguaje coloquial para denominar las máquinas que avanzan sobre cadenas.

La paternidad de la idea suele atribuirse al fotógrafo Charles Clements quien habría realizado la comparación con el insecto mientras hacía un reportaje sobre las máquinas desarrolladas por Benjamin Holt. El caso es que este dio a la compañía que fundó en 1909 el nombre de Holt Caterpillar Company y al año siguiente ya comercializaba sus productos símplemente como Caterpillar.

De hecho, durante algunos años el logotipo imitó las formas de la inspiradora oruga. El actual, que también tiene uso en la forma abreviada CAT, data de 1989 y evoca las formas de los modelos mas grandes con la característica disposición triangular de sus cadenas por la posición sobreelevada de la rueda de tracción (1).



Otro famoso fabricante de maquinaria, aunque en este caso fundamentalmente agrícola, es John Deere. Este toma su nombre de un herrero norteamericano que en el año 1836, en plena colonización, decidió emigrar al oeste de los Estados Unidos. Los arcillosos suelos de las praderas se adherían a los tradicionales arados y Deere experimentó con éxito diversas soluciones para superar ese problema con lo que espoleó el crecimiento de su negocio. En 1846 cambió su residencia a Moline (Illinois), ciudad ribereña del Mississipi, para facilitar el transporte fluvial del acero laminado que importaba desde Inglaterra. Y desde entonces la sede central de la compañía se encuentra en dicha ciudad que está a poco mas de 100 km en línea recta de Peoria, la ciudad donde tiene su sede Caterpillar que  también está ubicada en Illinois.

Los agricultores se referían a los productos de Deere como los "arados de Moline" por la ubicación de la fábrica, así que se hizo evidente la necesidad de registrar una marca comercial. Con el significado de su apellido, ciervo en inglés, la selección del motivo era casi obligada y en 1876 se registró el primer logotipo con uno de esos astados que, sin embargo, ya había comenzado a utilizarse tres años antes. 


Una curiosidad es que el ciervo cambió en el año 2000 la trayectoria de su salto. Como resultado de la recomendación de los expertos en imagen el animal pasó a ser representado en la fase ascendente del brinco cuando anteriormente siempre lo había sido en el momento previo a la toma de tierra.


No es el ciervo de John Deere el único animal de marca procedente de un apellido. Otro ejemplo es el de la marca creada por el herrero alsaciano August Wolf. Cuando buscó un símbolo para la empresa de herramientas de jardinería Outils Wolf (herramientas Wolf) que estableció en Wissembourg (Bajo Rhin, Francia) no tuvo muchas dudas puesto que su apellido significa lobo tanto en inglés como en alemán, aunque no en francés.


Otra marca de gran pero declinante fama es la de los cigarrillos Camel creada en 1913 por R.J. Reynolds Tobacco. El diseño recurrió al orientalismo para resaltar la presencia de tabaco turco, aunque no deja de ser curioso que se recurriera a un fondo de pirámides con las que no cuenta Turquía. Pero esto se debe a que lo así buscado era provocar una falsa asociación con el tabaco más apreciado de la época que era el egipcio.

La promoción de lanzamiento incluyó una campaña de intriga (“teaser”) con el lema “Los camellos están llegando” que se complementaba con el posterior reparto de tabaco en cabalgatas publicitarias encabezadas por el ejemplar perteneciente al circo Barnum&Bailey "Old Joe" que había sido utilizado como modelo a partir de la foto que se adjunta.




Entre las leyendas que rodean al famoso diseño del camello está la de la introducción de un remedo del Maneken Pis en el pelaje del animal por un supuesto diseñador belga. Se adjunta una ayudita para verlo, así como para apreciar la mujer ¿desnuda? que otros ven en la pata. Si encuentran algún animal más en el pelaje sepan que comparten su visión con algunas otras personas que dicen ver toda suerte de motivos escondidos en el mismo.

Para celebrar el 75 aniversario de la marca, en 1987 se lanzó la mascota Joe Camel que tan solo sobrevivió una década acosada por las crecientes restricciones impuestas a la publicidad del tabaco. El diseño, en el que hay quien ve un hocico demasiado fálico, procedía de una campaña realizada en Francia en 1974 ilustrada por Nicholas Price. Posteriormente fue Mike Salisbury quien se encargó de dar vida al personaje en las sucesivas creatividades publicitarias. En el siguiente enlace encontrarán mas información sobre los nueve años de vida de Joe que dejó de aparecer en la publicidad de la marca en julio de 1997.

El personaje tuvo alguna parodia demoledora como la de 1996 titulada Joe Chemo que fue concebida por Scott Plous e ilustrada por Ron Turner.




Completamos el grupo de animales de marca que consideramos mas famosos, con el añadido del ciertamente menos conocido lobo de Outils Wolf, con una referencia a los toros rojos de Red Bull. Una marca que particulariza su zoónimo con un adjetivo. Una tipología ligeramente distinta pues, máxime cuando nos remite a un ser inexistente en la naturaleza. Pero dada la extensión alcanzada hoy, será ya en una próxima entrega donde hablemos de esos astados y algunos otros animales-marca adicionales.








(1) En esto está emparentado con el de la española CAF que claramente sugiere las formas de una antigua máquina de tren.




No hay comentarios:

Publicar un comentario