lunes, 2 de mayo de 2016

CLIPDA (CI): La Venus del espejo (II)


Proseguimos el repaso de la recreaciones de la "Venus del Espejo" con la toma mas conocida de la sesión fotográfica realizada por Helmut Newton en las alturas de del Hotel Concorde Lafayette. Obsérvese que la imagen cuyo título es "Bergstrom au-dessus de Paris" (o sea, la modelo sueca Gunilla Bergström sobre París) es ligeramente distinta a la de la cubierta de la revista francesa con la que terminábamos el anterior apunte de esta serie.



El italiano Giampaolo Sgura recreó en 2011 esa imagen con la modelo Anna de Rijk calzando unos Louboutins para un especial sobre zapatos de la revista Antidote. Añadimos un enlace al resto del reportaje realizado en este caso en el hotel Regency Paris Étoile.


Otra versión de Newton es la de 1981 titulada "After Velasquez in my Apartment", realizada también París, en la que el espejo fue reemplazado por un televisor. Misma sustitución aplicada en 1980 por el artista chileno Juan Downey en una videoinstalación que creaba un efecto recursivo con la imagen. Pero obsérvese que quien aparece en la pantalla ya no es la diosa pintada por Velázquez. Una tercera versión de este televisivo subcliché es la del fotógrafo Patrick Nicholas.



Una recreación fílmica pudo verse en la tercera temporada de la en Gran Bretaña muy popular serie televisiva "Los Tudor". En ella Hans Holbein aparece pintando al personaje de ficción llamado Ursula Missledon interpretado por Charlotte Salt en una pose que el pintor de cámara de Enrique VIII, que se sepa, nunca llevó a un cuadro. Así que los súbditos de su Graciosa Majestad, no contentos con robarnos el lienzo y luego dañarlo, encima se dedican a confundir al público sobre la autoría.


Hay estudiosos de la obra que se empeñan en que la orientación del espejo no debería devolver la imagen del rostro. Vean, por ejemplo, la conclusión a que ha llegado el fotógrafo Gavin Ashworth.


Pero también hay quien no se ha complicado la vida con esas disquisiciones y ha resuelto la cuestión colocando a la modelo frente a un espejo panorámico como hizo Tom Hunter en su foto 'Ye Olde Axe' (2002).




Un fotógrafo que ha trabajado con intensidad las imágenes de modelos enfrentadas a espejos es el italiano Guido Argentini a quien encontrábamos la semana pasada con motivo de su trabajos sobre cuerpos plateados. En su libro Reflections, ya desde la portada, no faltan algunas creaciones emparentadas con el canon velazqueño.


La revista colombiana SoHo conmemoró su centésimo número publicado en 2008 con una colección de recreaciones de obras de arte a cargo de algunas de las famosas que se han desnudado en su páginas. La versión de la pintura velazqueña fue encomendada a Natalia París que ejerció de diosa Venus mientras que su hija Mariana interpretó el papel de Cupido.



El italiano Mario Sorrenti también recurrió a la inspiración velazqueña en una campaña realizada para la temporada primavera verano de 1999 de Yves Saint Laurent de la que ya hemos visto otras piezas en apuntes anteriores como el dedicado a "El almuerzo en la hierba". La modelo es la, en nuestra opinión no especialmente idónea para esta pose, Kate Moss.



Lo cierto es que no hay muchas creatividades publicitarias basadas en este cliché, pero una desenfada versión que nos gusta es la creada por la agencia Wdmp Communications  para la marca Habitat. Un trabajo que contó con dirección de arte de Susan Mansfield y fotografía de Betsie van der Meer. Las otras dos piezas basadas en otros bien conocidos clásicos de la pintura pueden verse en este enlace.


Son pocos los intérpretes del cuadro que se han centrado en un pequeño fragmento del mismo, un ejemplo de esta tipología de recreaciones es la un punto desconcertante 'El espejo de Venus tiene escamas' de Ouka Leele. Pero seguro que ahora entienden mejor el subóptimo de antes.

Continuamos nuestro recorrido con la foto titulada "Nicola artefacta y Aquiles como Venus y Cupido, según Velazquez" (2010) de la argentina Nicola Constantino que tiene por costumbre protagonizar sus creatividades.



Otro fotógrafo que también tiene la costumbre de colarse en muchas de sus imágenes es el francés Stéphane Lallemand. En el caso de la interpretación de la fotógrafa Veronique July puede decirse que está realizada a prueba de ignorantes de la historia del arte. La que cierra la siguiente tripleta es obra de Sam Taylor-Wood y se titula Soliloquy III (1998).




Nos acercamos al final  con la versión de Mary Ellen Strom denominada Nude No. 3 (2004) a la que sigue la del dúo creativo formado por Elizabeth Kleinveld y Epaul Julien que firma como E2. A continuación el peculiar autorretrato de la fotógrafa Susi Krautgartner que está etiquetado con el nº 96 dentro de una serie de 106 que puede verse completa aquí. Pura desmitificación.



Y tampoco es pequeña desmitificación la transexualización del mito realizada en algunas fotografías como las que ponen fin al apunte de hoy (autores John Paul Evans y Celadón).







No hay comentarios:

Publicar un comentario