viernes, 20 de mayo de 2016

Portadas subacuáticas


Interesante variante de imagen subacuática la que propone la revista Maxim en la portada de mayo de su edición norteamericana. La protagonista es Sara Sampaio fotografiada por Gilles Bensimon.

Entre la proliferación de piscinas con paramentos transparentes y la comodidad de no hacer necesaria una cámara sumergible, estamos seguros de que no tardaremos en ver imitaciones, o quizá "homenajes", de esta creatividad que posiblemente tenga antecedentes que desconocemos. Pero lo mas comparable que habíamos visto hasta ahora es recurrir a un plano cenital como el utilizado en el número de julio de 2008 de la edición española de ELLE protagonizado por Elsa Lafuente Medianu Pataki. Así que tampoco tuvo que mojarse el fotógrafo Jaume de Laiguana para el reportaje eco-blue realizado con motivo de la Expo Zaragoza del que pueden ver mas imágenes aquí.



En tanto nos tomamos el tiempo necesario para indagar un poco mas en busca de otras posibles fuentes de inspiración, hoy vamos a dar un somero repaso a la categoría de portadas subacuáticas centradas en la imagen del cuerpo humano, y es que si metemos peces de por medio la cosa se nos escapa de tamaño. Pero antes vean otra fantástica imagen del reportaje de Maxim (enlace al resto en la web del maquillador).



El antecedente fotográfico mas antiguo de una portada subacuática del que tenemos noticia es la del número de Life fechado el 27 de agosto de 1945 con una bailarina fotografiada por Walter Sanders de de uno de los espectáculos acuáticos que se pusieron de moda de la mano de Esther Williams (enlace a un tablero de Pinterest sobre la actriz de quien conocemos un buen puñado de portadas pero ninguna subacuática).

Playboy no podía dejar pasar las posibilidades eróticas de un concepto que llevó por primera vez a su portada en el número de julio de 1970 en el que Janet Wolf incorporaba otro cliché muy utilizado, el de la imagen boca abajo.

Pasaron mucho años hasta que otra ediciones volvieron sobre esa idea, algo que la edición española hizo en agosto de 2008 con Tal Berkovich y la italiana en junio del año siguiente con Martina Stella.
 

Otras revistas para caballeros que han recurrido a este cliché son las francesas Lui (junio de 1975) y Newlook (Julio de 1988).


La versión de Lui es un subcliché interesante, el que combina la imagen bajo el agua con la de superficie. Otras cubiertas en la que lo hemos visto son la de junio de 1982 de la revista Photo obra de Marc Robin, la de Esquire de julio de 1992 o ya mas recientemente en la de Vogue Paris de junio-julio de 2014 con una espléndida Natasha Poly fotografiada por Inez Van Lamsweerde & Vinoodh Matadin.  

 


Algunas variantes mas del cliché en ELLE de mayo de 2009 con Drew Barrymore fotografiada por Alexei Hay y, debajo, Tulisa Contostavlos en el suplemento anual Fabulous de 2011 del diario The Sun, también con una foto adicional del reportaje y otra del "como se hizo".
 


En fin, desde selfies a bodas subacuáticas nos tienen propuesto las revistas desde sus portadas. Y ahora que aparece un caballero puede que se pregunten si tan pocos hay en este cliché. Pues no, hay unos cuantos, pero eso ya queda para otro día.

 





No hay comentarios:

Publicar un comentario