jueves, 12 de abril de 2018

Aproximación gráfica al concepto de obsesión


José Antonio Fernández, que firma como Fer, es un dibujante nacido en 1949 en la localidad leonesa de Mansilla de las Mulas. Un lugar en el que tan solo vivió hasta los cuatro años por lo que, según declaró al Diario de León cuando en 2014 fue invitado a dar el pregón de las fiestas locales, tan solo recuerda de esa época «las murallas, los cangrejos y a una señora mayor del pueblo».

Y es que Fer emigró a Cataluña con sus padres a tan temprana edad. En esa tierra de acogida se licenció en historia y acabó por convertirse en exitoso humorista, un oficio que le llevó a desempeñar la dirección de publicaciones como El Papus o El Jueves (más datos biográficos). 

En 1987 comenzó a colaborar con el diario Avui, un labor que, tras la fusión en 2011 con El Punt, prosiguió en El Punt Avui donde alterna sus viñetas con JAP (Joan Antoni Poch), el dibujante procedente de la otra cabecera.

En España tendemos a llamar humor a las viñetas de la prensa diaria que sería más preciso denominar editorialismo gráfico como hacen los anglosajones (editorial cartoon). Y como ávidos seguidores que somos de esa sintética forma de periodismo, tenemos que reconocer que nos llama la atención la obsesiva fijación del que actualmente practica Fer.

Ayer advertíamos que rompía, con su evocación a Franco, que es otra obsesión del humor indepe (véase Y al quinto día fue Franco), una serie de cinco viñetas protagonizadas por el magistrado Llarena. Pero es que tras la excepción del 28 marzo, dedicada a Urdangarín (aunque no falta una referencia a Estremera), las cuatro viñetas anteriores también estuvieron dedicadas al mismo personaje, ya fuera representado o citado en el texto (casos de 26/3 y 20/3). Y aún ha realizado otros dos dibujos más con idéntico protagonista en el último mes. Un periodo en que su única referencia a un catalán es la realizada al expatriado Pep Guardiola el 12/3. En total 12 de las 15 viñetas que ha publicado entre el 10 de marzo y el 9 de abril, el 80% de sus colaboraciones con ese diario en todo un mes, están dedicadas a Llarena. ¿No se les parece un manifiesto cuadro obsesivo?

Nosotros nunca habíamos visto cosa igual en el trabajo de un 'humorista'.



En el siguiente enlace pueden acceder a la fuente de las anteriores imágenes en la que, ojo, tan solo podrán ampliar cinco en caso de no ser suscriptores.

Y más allá de lo que puedan opinar los psiquiatras sobre esto, lo que parece claro es que Cataluña se ha vuelto un coñazo lleno de gentes coñazas.





Adenda: 6 Llarenas consecutivos más entre el 17 y el 27 de abril, cinco en efigie y otro en el texto.








No hay comentarios:

Publicar un comentario