lunes, 15 de agosto de 2016

CLIPDA (CXVI): el cartel del dedo apuntador (2ª parte de la versión Tío Sam)


Finalizábamos la entrada precedente de esta serie dedicado al vocativo Tio Sam de James Montgomery Flagg con la ironía que suponía colocar en tan americana pose al enemigo que, en el caso de la revista The Week de septiembre de 2014, era la jihad. El concepto aplicado a islámicos antagonistas ya se había visto en el año 2002 en un póster contra la guerra de Iraq creado por la web Tompaine.com en el que, entre otras cosas, hacían decir a Osama Bin Laden  "vuestras bombas alimentarán el odio hacia América y los deseos de venganza".

Pero la idea ya había tenido expresión gráfica con anterioridad. Por ejemplo, en las páginas de Esquire de febrero de 1979 en las que un cartel rotulado en alemán con "El Führer te necesita" ilustraba el artículo "¿Y si Hitler te hubiera pedido que electrocutaras a un extraño?" en el que Philip Meyer analizaba el conocido como Experimento de Milgram.



Otra variante del cliché del vocativo Tío Sam es su adaptación a la iconografía de otros países. Así ocurre en el que conminaba a comprar productos portugueses desde la portada de la guía Time Out de Lisboa o el muy francés personaje Superdupont creado en 1972 por Marcel Gotlib y Jacques Lob que convocaba con un deliciosamente agabachado "Oui nide iou".

 

En España, la revista Por Favor convirtió en abril del 76 a un sosias del Capitán Trueno en publicista del búnker, españolizando así una creatividad que ya había utilizado un año antes con Gerald Ford acribillado a balazos.

 

El Jueves también vinculó el cliché con el llamado búnker por medio de su personaje "Martínez el Facha", pero esa publicación ha dado intensivo uso a un icono que ha repetido al menos cinco veces en sus portadas, significativamente en la protagonizada por Felipe González en mayo de 1984 con motivo del referéndum de la OTAN. Un asunto en el que El Papus ya había utilizado esa puesta en escena con Calvo Sotelo. Y si lo unimos a la ya vista versión pedigüeña, comprobamos que originalidad, la justa.

 
 

Finalizamos el repaso de la prensa española con el único fragmento que hemos encontrado de la portada del magazine de El Mundo de 2007 en la que se promocionaba el método Vaughan. La complementada con una foto mas completa del texano. Debajo la versión del cliché publicada en "La Luna de Metrópoli" del 4 de mayo de 2012 contrapuesta con la forma en que The Village Voice se había preparado en noviembre de 2003 de la mano del dibujante Alex Ross para responder a esas bromitas. Pero la alemana Eulenspiegel se les había adelantado en el propio 2003 con una creatividad similar que habían "encargado" a George Bush (el titular es "¿Qué estás mirando?").

  
 

En Brasil han nacionalizado el cliché revistiéndolo, en algunas ocasiones, con su propia bandera. Y es que el sector editorial de esa país también ha sido intensivo usuario del concepto, con una especial afición a representarlo ofreciendo dinero, tal y como se veía en una misma foto que servía a cabeceras como Veja o Carta Capital con la sola diferencia de unas llamas de mas o de menos.



La nómina de políticos que han sido puestos en el papel del Tío Sam es muy extensa, acabamos de ver a Obama, poco antes a Dilma Rouseff, Felipe González, Calvo-Sotelo o Gerald Ford, y en entregas anteriores han comparecido, entre otros, Trump, Clinton, Bush o Giuliani. Completamos tan nutrido elenco con el italiano Bepe Grillo y el recientemente muy noticioso presidente Erdogan al que no creemos a revista turca Girgir ose representar así en estos momentos. El titular símplemente es "USA [ABD en turco] te necesita".

 

Unos ejemplos más de la vecina Francia, comenzando por Sarkozy (Jospin en el papel de yema del dedo) en Charlie Hebdo de abril  de 2007, seguido de las revistas Les Inrockuptibles, con Bernard Henri Levy en su portada de noviembre de 2011, y Pilote que nos sirven de puente de vuelta hacia el mundo del comic. Ahí encontramos algunas versiones que ya no recurren a la característica iconografía del Tío Sam. Tal es el caso del especial de Pilote de 1978,  Fluide Glacial que en 2006 mostró una versión exclusivamente postural del personaje Pascal Brutal o la truculenta portada de Spirou de marzo de 1967.

  

La edición brasileña de MAD también prescindió de la iconografía estadounidense en su adjunta portada del año 2010, mientras que la norteamericana Crazy no dudó en aplicar el posado a Papa Noel en su número de febrero de 1980.


  

Este cliché tampoco falta en el comic no humorístico, un tema al que la web "ui ar de japis" dedica dos páginas: primera y segunda. Así que nosotros vamos a finalizar con una recopilación de las tapas mas interesantes cuyos detalles encontrarán en los anteriores enlaces en el caso de las primeras, mientras que para otras tendrán que poner a prueba su francés en la para estos asuntos muy recomendable web kicswila. Rematamos la siguiente serie con un ejemplar de los años setenta de la publicación underground Berkeley Barb, este no es un cómic, que tenía el hispanista detalle de utilizar como símbolo un esqueletal quijote.

      
   
  
 
 
 
 







No hay comentarios:

Publicar un comentario