martes, 2 de agosto de 2016

¿Qué coño es eso de la media aritmética?



Se recomienda leer nuestro título de hoy con la despectiva entonación de aquel pujoliano ¿qué coño es eso de la Udef? 

Ahora vamos por partes, en concreto seis, no vaya a ser que tanto escuchar la babayada de ayer de Homs (cumpliendo como cumplimos el reglamento...) sin contar con la pertinente explicación, la que la mayor parte de políticos y medios no se molestan en dar, pudiera llevarles a confusión:


I- La norma (artículo 23 del Reglamento del Congreso)

1. Los Diputados, en número no inferior a quince, podrán constituirse en Grupo Parlamentario. Podrán también constituirse en Grupo Parlamentario los Diputados de una o varias formaciones políticas que, aun sin reunir dicho mínimo, hubieren obtenido un número de escaños no inferior a cinco y, al menos, el quince por ciento de los votos correspondientes a las circunscripciones en que hubieren presentado candidatura o el cinco por ciento de los emitidos en el conjunto de la Nación.


II- Los datos

En España la circunscripción para las elecciones al Congreso es la provincia. El % de voto obtenido por Convergencia en aquellas en las que se presentó el pasado mes de junio fue el siguiente:

Circunscripción
Escaños
Votos
% Voto
Barcelona
4
322.678
12,25%
Tarragona
1
47.120
13,70%
Lérida
1
40.794
22,62%
Gerona
2
71.247
23,21%
Total Cataluña
8
481.839
13,86%

Está claro que no cumplen lo exigido en dos circunscripciones. Pero también se ve que si esta fuera la Comunidad Autónoma, que no lo es, tampoco cumplirían lo reglamentado.


III- El argumento

Convergencia reclama interpretar el umbral del 15% como una media simple de los porcentajes de voto de las cuatro provincias, lo que daría el 17%. 

Vamos, que la edad media del conjunto de los profesores y alumnos del colegio de sus hijos son 30 años. O que el sueldo medio del Presidente del Govern y los camareros de Cataluña anda por los 70.000€

¡Carajo con las medias del independentismo catalán!

Han dejado en nada la tradicional crítica de ese estadístico que nos dice que si usted se come una langosta y su pareja ninguna, se han comido media cada uno. 



IV- El temor 

Si no mediara la “desconexión” es bastante probable que la famosa Mesa hubiera admitido tan disparatada cuenta. De hecho PP, Psoe y Podemos optaron por la abstención, por lo que si Ciudadanos no hubiera votado en contra, habría grupo de Convergencia.

Como bien ha denunciado el portavoz de C´s el resto de partidos "han mirado para otro lado" y "se han puesto de perfil".


V- La pregunta

¿Cabe procesar por prevaricación a esos judas me-lavo-las-manos que no cumplen, vía cobarde abstención, su deber de aplicar el Reglamento en un caso en el que está tan claro?


VI- La doctrina

Habrán oído aludir repetidamente a la doctrina del Tribunal Constitucional relativa a una interpretación favorable de los requisitos reglamentarios. Esto viene a cuento de una situación muy distinta ocurrida en 2004 cuando a ERC se le quiso computar el voto de las provincias de la Comunidad Valenciana en las que se había presentado sin conseguir obtener escaño alguno. Y lo que el TC sentenció, precisamente ante un recurso del PP, es que los requisitos para constituir grupo parlamentario deben exigirse a los diputados que pretendan formar grupo y no a sus partidos. O sea, que las circunscripciones que no aportan diputados al grupo que se pretende constituir no computan.

La mediocre redacción del famoso artículo 23, sírvanse releerlo, permite que tanto diputados como formaciones políticas puedan ser considerados el sujeto del verbo hubieren obtenido. Así que nada que objetar.

Pero la actitud de los populares resultaba particularmente arbitraria cuando al PNV no se le había aplicado el criterio que pretendían para ERC cuando entre 1982 y 2000 presentó candidatura en las tres provincias vascas y en Navarra. En las primeras siempre consiguió más del 15% de los votos, pero no así en la última, donde nunca llegó a obtener representación y su mejor resultado fue un 5,5% del voto en 1982.

El mas puro imperio de la arbitrariedad. Y ahí seguimos, aunque sea por la vía del me abstengo. ¡Indignos!




No hay comentarios:

Publicar un comentario