jueves, 18 de mayo de 2017

CaricaturArte 7: el Salón de 1846 (2ª parte)


Nota: debido a una reordenación de contenidos, los lectores habituales ya habrán visto buena parte de lo incluido en este apunte en la anterior versión de la 6ª entrega. Recomendamos releer CaricaturArte 5 en donde hemos incorporado un significativo número de nuevos cuadros.



En 1846 también vio la luz un "salón cómico" en verso titulado "Le Salon caricatural critique en vers et contre tous : illustrée de soixante caricatures dessinées sur bois". Su texto se debía a Charles Baudelaire, Théodore de Banville y Auguste Vitu, mientras que las espléndidas ilustraciones son obra del español Raymond Pelez (1815-1874). Un facsímil de ese álbum publicado por Charpentier puede consultarse en el siguiente enlace.

Vamos a pasar por alto las viñetas dedicadas a reflejar el ambiente de la cada vez mas popular exposición para centrarnos en las referencias a cuadros concretos. Entre estos ya hemos visto en el apunte precedente, al repasar el "Romeo y Julieta" presentado por Delacroix, la viñeta de ese apretado abrazo titulada "separación de cuerpos".

 

Pero que esa atención a los cuadros recreados no nos haga pasar por alto advertir como, si Cham lanzaba en Le Caharivari una pullita a la industrial productividad de Gudin, en este álbum era el tamaño de las obras de Mesonnier el que era el blanco de una de las ilustraciones (un asunto al que ya hemos hecho referencia en la primera entrega de esta serie).

 

Horace Vernet presentó a este Salón la "Batalla de Isly (14 de agosto de 1844)", pero el folleto satírico también incluía una referencia al gigantesco "Toma de la smalah (1) de Abd-El-Kader en Taguin (16 de mayo de 1843)" del año anterior. Sus mas de 21 metros de largo y cerca de 5 de altura aun se convertían en alguno mas en la escenificación de su confección ideada por Pelez.


"Toma de la smalah de Abd-El-Kader en Taguin (16 de mayo de 1843)"


"Batalla de Isly (14 de agosto de 1844)" (1)

La escena del extremo derecho ya había sido objeto de una de las viñetas de Cham en el 'salon comique' publicado en Le Charivari que hemos repasado en CaricaturArte 6. La que, conforme con lo que se decía en el texto ilustrado, parecía fundirse con el espectador.



El álbum que hoy estamos repasando también incluye una nariguda recreación del "San Agustín y su madre Santa Mónica" de Ary Schaffer así como una versión extendida de "Cristo y las santas mujeres" del mismo pintor.

 
 

En el caso de "El descanso de la sagrada familia" de Achille Devéria lo que decidió el caricaturista símplemente fue aumentar el grado de reposo del Niño Jesús. Como referencia aportamos la ilustración de ese lienzo publicada en el número del 21 de marzo de 'L´Illustration, Journal Universel'.



Junto a estas líneas puede verse el elefantino trasunto del cuadro de François Hippolyte Devon que representa el "encuentro entre Francisco I de Francia y Enrique VIII de Inglaterra en el Campo del Paño de Oro". Una alusión, como explica el verso que sirve de pie, a lo ventrudo de ambos monarcas. Esa que hoy llamaríamos "cumbre" tuvo lugar en 1520 en unos terrenos próximos a Calais, entonces bajo dominio inglés, con el fin de llegar a un acuerdo que pusiera fin a las hostilidades entre sus reinos, a la par que concertar una alianza para detener el avance de la España de Carlos V.




Si en caso el anterior no es nada fácil asociar la viñeta con el cuadro caricaturizado, no faltan otras versiones muy libres de obras expuestas. Como ocurre, por ejemplo, con la del lienzo "Chasse à courre sous Louis XV" ('chasse à curre' es la modalidad de caza a caballo con perros al estilo de la del zorro inglesa) de Alfred Dedreux del que solo hemos encontrado la imagen de un boceto.


En un tronco convierte el caricaturista al pastor del cuadro "Retour du berger; effet de pluie" de Alexandre Gabriel Decamps de quien se dice que sus cuadros se ven mejor de perfil que de frente, de ahí el curioso lienzo tribuna que le adosan. Del cuadro parodiado solo podemos aportar en este momento el grabado publicado en el número del 30 de mayo de 'L´Illustration, Journal Universel'.


Para finalizar, un comentario de la caricatura de Narcisse Díaz de la Peña. Este pintor nacido en Burdeos de padres españoles sufrió en su infancia la amputación de una pierna. Ello fue consecuencia de las complicaciones de la herida producida por la mordedura de una víbora que sufrió en un bosque cercano a Sèvres.

Lo cierto es que su pierna de madera se hizo bastante famosa, así que el caricaturista no tuvo empacho en representarle en manifiesta exhibición de la misma. Un retrato que se acompañaba con unos laudatorios versos de su arte que pueden traducirse como sigue:

El gran Díaz de la Peña
del sol tomó inspiración; 
un rayo después le arrancó
que de lapicero sirvió,
al gran Díaz de la Peña.




(1) En el número del 5 de octubre de 1844 de 'L´Illustration, Journal Universel' se publicaron unas imágenes de la imponente tienda en que acampaba el emperador marroquí (enlace).




No hay comentarios:

Publicar un comentario