miércoles, 3 de mayo de 2017

Marcas-gesto


Entre las numerosas marcas relacionadas con el ciclismo que no tuvieron cabida en el apunte 'Logotipos ciclistas' está la que utiliza Alberto Contador. Y es que es un diseño que no cuenta con la bicicleta o alguna de sus partes que entonces exigíamos. Pero ese símbolo derivado de la recreación de un disparo con que celebra sus victorias el de Pinto nos da pie dedicar otra entrada a repasar las marcas basadas en gestos. El que Contador duplica para crear el símbolo de alado aspecto que utiliza su fundación.

A continuación puede verse la mas bien tosca gráfica de ese disparo que lució en su gorra en el podio del Tour de 2009 y la estilizada versión creada por la firma Specialized que ya utilizó al año siguiente.



Otro famoso símbolo creado por duplicación de uno preexistente es el de la marca Roxy. Esta se identifica con un derivado del utilizado por su matriz Quicksilver que combina una ola y una montaña. Estos son los elementos de la naturaleza más característicos de los deportes a los que se orienta esa marca, el surf y el snowboard, los cuales sintetizó a partir de "La gran ola de Kanagawa" del artista japonés Katsushika Hokusai.



Y es curioso, a los efectos del tema de hoy, que el resultado evoque el popular gesto de formar un corazón con las manos, el mismo que se ha visto realizar a numerosos futbolistas. No resulta fácil establecer quien fue el primero en hacerlo, pero quien lo registró fue Gareth Bale.


El galés inscribió en marzo de 2013, pocos meses antes de su llegada al Real Madrid donde ya lo practicaba Ángel Di Maríauna tan literal como poco graciosa reproducción asociada a la marca ‘Eleven of Hearts’ que en 2015 fue 'refinada' por la agencia londinense Brane. Y esta lo hizo hasta el punto de hacer irreconocible el origen del nuevo símbolo para quien desconozca su historia.


Pasamos al atletismo. El gran 'héroe' local de los Juegos Olímpicos de Londres fue el atleta de origen somalí nacionalizado británico Mohammed "Mo" Farah que venció en  las pruebas de 5.000 y 10.000 m. “Mo” celebra sus victorias con un gesto que ha sido bautizado como “mobot”, una palabra formada a partir de Mo y robot. De hecho, el término “mobot” estuvo entre las finalistas para la palabra del año 2102 del Diccionario Oxford.

Para ejecutar su particular celebración coloca las manos sobre su cabeza, que pasa a interpretar el papel de una o, para crear una eme con la que completa una reproducción de su apelativo Mo escrita en vertical. La cosa queda mas clara a la vista de su alado logotipo en que la o evoca una medalla colgada de la eme. El caso es que en aquella olimpiada hasta a Usain Bolt pudo verse interpretando el "mobot" a modo de homenaje al campeón británico.



Pero la celebración característica del gran velocista jamaicano es un gesto apuntador que recuerda el que en España popularizó el jugador del Atlético de Madrid Kiko Narváez, el ídolo de juventud de Fernando Torres que emuló durante algún tiempo esa celebración. Suele hacerse referencia a los mismos como gesto de arquero, pero el deportista que realmente interpretó con fidelidad el uso de un arco es el ciclista Juan Antonio Flecha que combinaba así una explícita referencia a su apellido.

La versión de Usain Bolt fue convertida, en forma de silueta, en distintivo identificador de algunos productos de la marca Puma como las zapatillas Street Yaam. Estas son una réplica apta para ser utilizada fuera de las pistas de las claveteadas que dan agarre al campeón.

El gesto no podía dejar de acompañar acompañar al atleta en otras actividades. Aparte de estar presente en el logotipo de su fundación, también es la enseña del restaurante Usain Bolt’s Tracks & Records de Kingston, la capital de su natal Jamaica. Otro ejemplo de uso puede verse en el exclusivo reloj Hublot King Power Usain Bolt del que sólo se fabricaron 250 unidades. Este cuenta con detalles como una correa realizada con el mismo cuero artificial de sus zapatillas y un movimiento visible por la parte posterior tras la famosa silueta.



Nuevo cambio de especialidad deportiva. Un tradicional signo de conformidad o satisfacción es el pulgar hacia arriba que en la antigua Roma valía la vida. Y mucho antes de que Facebook lo hiciera suyo, una marca de motos española paseó uno de ese símbolos por el mundo con notable éxito
Evidentemente nos referimos a Bultaco, la empresa fundada en 1958 por Paco Bultó que la denominó con una contracción de su apellido y nombre (Bultó Paco). Y un nieto del empresario, Sete Gibernau, hizo de la imagen de su abuelo combinada con el símbolo de su creación el talismán que lució en muchos de sus cascos.


Algunos gestos resultan cuando menos pintorescos, como puede ser el caso del que popularizó el tenista Lleyton Hewitt asociado al grito de ánimo "come on!" (vamos!) que, abreviado como C´mon, da nombre a su aquí poco conocida marca.


El australiano, que se retiró en 2016, es el tenista que ha llegado al número uno del ranking de la ATP con menor edad, algo que hizo en 2001 cuando tan solo tenía veinte años. Sin embargo nunca despertó grandes simpatías fuera de su país y fueron varios los rivales que en sus enfrentamientos llegaron a parodiar el gesto conocido como "vight" (pronúnciese visht) . Dos señalados casos son los del norteamericano James Blake y el argentino Guillermo Coria.


Lo cierto es que el "vight" es la creación de un poco conocido tenista sueco llamado Niclas Kroon que llegó a registrarlo, pero dejó caducar la patente por descuido. Y de este jugador lo tomó Mats Wilander para lanzarlo a la popularidad en el Open de Australia donde lo descubrió Hewitt para apropiárselo. Por ello Kroon, a quien podemos ver en una foto intercambiando un amistoso “vicht” con Wilander tras un partido en el Torneo de Mónaco de 1988, no recibió muy bien esa apropiación legal por parte del australiano.

La de los dos suecos ha sido una de las pocas contraposiciones amistosas de un gesto que en general ha sembrado discordia. Otro ejemplo notorio es el del británico Tim Henmann que le dedicó una devolución de ese "saludo" a Jonas Bjorkman cuando le ganó el partido que les enfrentó en la eliminatoria de la Copa Davis de 2007 como recuerdo de la forma en que el sueco había celebrado su victoria en su anterior enfrentamiento en el Open de Australia.

Nos desviamos un poco del hilo conductor del uso como marca para recordar que, si de gestos poco afectuosos se trata, no podemos olvidar a Władysław Kozakiewicz. Este atleta polaco ganó la medalla de oro de salto con pértiga en la Olimpiada de Moscú 80, estableciendo el nuevo récord del mundo en 5,78, ante la abierta hostilidad del público local. Eran los tiempos en que Polonia liderada por Solidaridad pugnaba por salir de la órbita soviética. Así que el polaco celebró ese sufrido triunfo dedicando a la grada un corte de manga que no se ha convertido en marca pero si dio lugar a un nombre alternativo que el feo gesto pasó a tener coloquialmente en Polonia: la "kozakiewicza".

Para completar este breve repaso de controvertidos gestos deportivos no podemos dejar de citar el saludo con el puño enguantado en alto propio del movimiento conocido como “Black Power” con el que los atletas estadounidenses Tommie Smith (oro) y John Carlos (bronce) escucharon el himno de su país en la ceremonia de entrega de medallas de los 200 m. lisos de la Olimpiada de Mexico de 1968. Habitualmente se obvia el papel del atleta australiano Peter Norman, medalla de plata en la misma prueba, que les apoyó luciendo en el pecho el símbolo de la organización “Olympic Project for Human Rights” (OPHR). Esta había propugnado el boicot a los juegos, por lo que, al igual que los americanos, fue expulsado de su equipo y no se le permitió competir en los siguientes Juegos Olímpicos. Smith y Carlos, que llegaron a sufrir amenazas a su vuelta a los Estados Unidos, terminaron sus carreras deportivas jugando en equipos de football americano.

El salto a la fama de un gesto puede tener la procedencia más inesperada, como ocurrió en Estados Unidos con la oración que el jugador de Tim Tebow tenía por costumbre rezar cuando saltaba al campo en los partidos de football, un deporte que abandonó en 2016 para pasarse al béisbol. Esa acción no sólo recibió su propia denominación, el "tebowing" (el verbo es to tebow), sino que ha pasó a comercializarse en camisetas y otros artículos y llegó a convertirse en sustituta de la moda del "planking". A continuación mostramos una imagen del original practicado por el visiblemente ejerciente católico quarterback cuando jugaba en los NY Jets junto a una parodia realizada con la mascota de los Denver Broncos, uno de sus rivales en la NFL.


Añadimos una muestra del tipo de material que todavía puede verse en la web dedicada al asunto tebowing.com. La primera de la serie que aparece replicando el gesto sobre la alfombra roja de los Globos de Oro es la actriz y presentadora Maria Menounos.


Ya para finalizar por hoy, volvemos a las marcas propiamente dichas por medio del baloncesto. Y ello para encontrar la muy característica celebración que el jugador de baloncesto extremeño José Manuel Calderón realiza tras conseguir un triple. A continuación puede verse reproducido en el logotipo del Campus Calderón que se celebra cada verano en su tierra natal y, asímismo, en las zapatillas que la marca Li Ning dedicó al jugador español.



Con ese símbolo, que hay quien vio infiltrado en el logotipo del Mundial de Baloncesto celebrado en España en 2014, volvemos al territorio de las siluetas-marca en el que ingresamos con Usain Bolt. Pero este es un asunto que, por su extensión, requiere que le dediquemos al menos un apunte específico.





No hay comentarios:

Publicar un comentario