lunes, 7 de mayo de 2018

CLIPDA CCVIII: querubines


Reseñábamos en el CLIPDA CCVII: humor al arte de abril (2ª parte) la curiosa versión de los querubines de la Madonna Sixtina de Rafael realizada por Steve Bell en su viñeta del diario The Guardian del 25/4. Y es llamativo que, con ser esa angelical composición tremendamente popular, no es frecuente encontrarla en piezas de humor gráfico. Una de las pocas que nos viene a la memoria es la adjunta "putada sobre lienzo" de Julio Serrano titulada "La Santa Paciencia". Una dibujo perteneciente a la serie titulada "El Museo de la Crisis" publicada en la revista El Jueves en 2011. A continuación recordamos la angelical versión del matrimonio Macron que ha suscitado este apunte.

 

Como ya decíamos en la entrada anteriormente reseñada, el fragmento de los angelitos es mucho más popular que el propio cuadro pintado entre 1513 y 1514 que se exhibe en la Gemäldegalerie Alte Meister de Dresde. Un lienzo que se cree fue concebido para decorar la tumba del Papa Julio II, puesto que San Sixto (que está representado con seis dedos como alusión a su sexto sentido para la clarividencia) y Santa Bárbara eran los santos patrones de la papal familia Della Rovere a la que pertenecía ese pontífice. Sírvanse clicar la crecedera imagen adjunta para apreciar mejor las formas de celestiales rostros que adquieren las nubes junto la cortina.


Muy escasas son las recreaciones de todo el cuadro. En clave humorística solo conocemos la del ilustrador noruego Ragnvald Blix publicada en el semanario francés Le Rire del 28 de marzo de 1908. Aunque cabe constatar que tampoco falta este cuadro en la extensa colección de felinas recreaciones artísticas realizadas por Susan Herbert. Una ilustradora que, asímismo, realizó una versión del fragmento de los querubines.  


Las que ya son bastante más frecuentes son las versiones interpretadas por famosos personajes de ficción, como es el caso de la adjunta simpsónica parodia que se comercializa como póster, o las protagonizadas por Epi y Blas (Bert and Ernie) de Barrio Sésamo o los cascarrabias personajes de los Muppets Statler y Waldorf

 

Tintín también ha interpretado el papel de ángel acompañado de su inseparable Milú en una ilustración realizada por Esteve Fort para el 'Homenaje a Hergé' organizado en 1984 por la Fundación Joan Miró. El cartel titulado 'Cherubini dei comics' tiene una pareja interpretada por Laurel y Hardy titulada 'Cherubini dei cinema'.


En el amplio elenco de la factoría Disney quienes mejor dan para este papel son los sobrinos del Tío Gilito que vemos representados, debajo, por el dibujante Tony Fernández. Más puristas fueron los alemanes de grupo Interduck que dejaron fuera a un sobrino en aras de una mayor fidelidad al original.


Una curiosa versión porcina fue utilizada en unas piezas publicitarias realizadas en la penúltima década del siglo XIX por el productor norteamericano de manteca de cerdo N. K. Fairbank & Co.

La versión del artista costarricense Francisco Munguía se titula 'Los Pisuicas', una de las denominaciones que en ese país centroamericano dan a los diablos.

Interesante nos parece, asímismo, el mosaico que decora la entrada de la abadía de Teplá situada en la región checa de Bohemia. Desconocemos su datación, pero se nos hace relativamente reciente. Debajo puede verse la versión de la especialista en recliclados Jane Perkins seguida de un teselado de Rita Benzoni

 
 

Alguna portada de revista también han protagonizado estos angelitos, como la del semanario Der Spiegel del año 2000 dedicada a los sobrealimentados (überfütterte) niños alemanes criados en la búsqueda del dulce (süsse sucht). La hemos emparejado con una tapa de la británica The Economist de diciembre de 2008 que echó mano de otro famoso angelito, el pintado en 1521 por Rosso Fiorentino (Giovanni Battista di Jacopo) tocando un laúd que apenas puede abarcar. Una tabla expuesta en la Galleria degli Uffizi que formaba parte de un retablo, hoy perdido, en el que aparecía la Virgen, el Niño y algunos santos.

 

La composición de la que fue separado este delicioso querubín del pintor que ha pasado a la historia con el apodo que le dieron por el llamativo color de su cabello (Rosso Fiorentino es rojo/pelirrojo florentino) fue objeto de una copia de Andrea Vanni (ca. 1600). Un cuadro que permite contextualizar el papel que jugaba ese pequeño músico en el conjunto.

Añadimos una foto de la pintura que se ha convertido en una de las estrellas de los Uffizi, emparejada con la versión del artista urbano florentino Blub. Debajo puede verse que este también ha recreado a la famosa pareja de Rafael en la acuática serie ‘L’arte Sa Nuotare’ (el arte sabe nadar) que distribuyó por las calles de la capital toscana.

 
 

Cabe añadir que el ya citado ilustrador catalán Esteve Fort también realizó una parodia del angelito de Rosso Fiorentino.  En el cartel al que puso como título el de la balada rock 'The Wind Cries Mary' convirtió en protagonista a su no demasiado angelical autor Jimmy Hendrix.

El artista urbano francés conocido como Big Ben  distribuyó por las calles de su país diversas versiones de los querubines de Rafael protagonizadas por Cabu y Wolinski, dos de los humoristas asesinados en el ataque a Charlie Hebdo. La adjunta es la que colocó en la antigua sede parisina de esa publicación.

Una curiosa recreación fotográfica de la pareja de querubines fue realizada por el fotógrafo George N. Barnard en una imprecisa fecha entre 1860 y 1880, con la entonces novedosa técnica de los pares estereoscópicos.  Debajo de esos auténticos angelitos de Machín puede verse una moderna versión fotográfica creada para una pieza publicitaria hotelera.


Como contrapunto añadimos la pieza publicitaria creada en 2003 por la cadena ESPN para anunciar la retransmisión de la final de la copa del mundo de rugby.



Pasamos, ya para ir terminando por hoy, a la pudenda versión publicada en febrero de 2017 en The Economist de uno de los ángeles de 'El triunfo de Galatea'. Un fresco pintado por Rafael entre 1510 y 1511 en la Villa Farnesina del barrio romano de Trastévere. Una recreación que constituye un caso de verdaderamente desconcertante mojigatería de la que ya nos hicimos eco en el CLIPDA CLXXXIX: una selección de portadas de 2017

 

También reconocerán algún ángel de ese fresco en el mural que durante casi una década sirvió de anuncio a un concesionario de automóviles de la ciudad de Portland (Oregón). El que ya solo puede disfrutarse en versión fotográfica, porque en agosto de 2009 fue repintado para reactivar la atención del público acostumbrado a la presencia esa composición.








No hay comentarios:

Publicar un comentario