jueves, 13 de octubre de 2016

Museo del Aire de Madrid (I): pioneros, una curiosidad "madmaxera" y trampas de acceso



Entre los grandes museos de Madrid, y es que vamos a dedicar el apunte a uno que ocupa casi siete hectáreas, el mas desconocido seguramente es el Museo del Aire. No le ayuda su lejana ubicación próxima al aeródromo de Cuatrovientos unida a un mediocre acceso en transporte público. Este podría estar, además, bastante mejor explicado en la página web oficial (1) que, sin embargo, incluye un detallado esquema del acceso en coche. Muy de agradecer porque un desvarío de Google convierte ese esquema en una gran ayuda para quien no conozca la zona (2).

Para que se hagan una idea de qué hablamos, y aunque esté un poco anticuada porque faltan la carpa de acogida y algunos aviones expuestos, nos servimos de una foto aérea del Museo del Aire que nos gusta mas que la toma de satélite que utiliza la web de esa institución en su presentación.

Tampoco está del todo actualizado el siguiente plano que nos hemos traído de la web de la institución:



Tanto la folletería como la web del propio museo señalan como piezas mas destacadas de la colección de mas de 140 aeronaves la cuatro siguientes:

- el Villanova-Acedo, aeroplano más antiguo que se conserva en España.

- el “Jesús del Gran Poder” con el que los capitanes Iglesias y Jiménez atravesaron el Atlántico Sur en 1929

- el bombardero alemán Heinkel He 111 E-1

- el autogiro C-19 diseñado por Juan de la Cierva que voló por primera vez en 1932.

No seremos nosotros quienes les enmendemos la plana.

El Vilanova-Acedo es una reconstrucción con alguna significativa modificación de un Bleriot XI, el avión con el que Luis Bleriot consiguió completar en 1908 el primer vuelo a través del Canal de la Mancha. La adaptación del aparato que el piloto francés Julien Mamet utilizó para realizar en 1910 varias exhibiciones en España fue realizada por los valencianos Hermanos Vilanova con la ayuda del ingeniero vallisoletano Luis Acedo. Ello después de que los primeros recibieran la aeronave en pago de las numerosas reparaciones que les encargaron tras las accidentadas exhibiciones.

El caso es que no es fácil apreciar los detalles de ese avión porque se expone en el, en nuestra opinión, innecesariamente oscurísimo Hangar 1. El que también alberga algunas otras interesante réplicas de pioneros de la aviación como el Flyer I de los Hnos. Wright o el planeador de Otto Lilienthal. Pero, lamentablemente, la mayor parte de ese histórico edificio está actualmente cerrado por reformas. Por ello el CASA Breguet XIX Jesús del Gran Poder no puede verse mas que en la maqueta de la carpa de recepción.


Vean una comparativa de como se ve ahora el Villanova-Acedo, eso forzando a 3.200 el ISO de la cámara, y lo bien que se veía antes de la reforma de su exposición. La próxima vez nos llevamos el trípode.


A continuación les mostramos la réplica del Flyer I y, sobrevolándole, el aeroplano diseñado por Gaspar Brunet que pilotado por Juan Olivert realizó en Paterna el 5 de setiembre de 1909 el primer vuelo de un avión motorizado diseñado y construido en España. Un trayecto de entre 30 y 50 m, varía según las fuentes, similar por otra parte al primer vuelo de los Hnos. WrightLa historia del Oliver-Brunet y su significación entre los pioneros de la aviación está bien documentada en el siguiente enlace.

Tomamos prestada la foto que mostramos a continuación a J.A. Cifuentes porque mejora las nuestras tomadas a pulso. Nuevamente acompañamos una comparativa con la menos trabajada pero mucho mas luminosa disposición expositiva precedente.


De esa sala dedicada a los pioneros de la aviación añadimos una toma de la maqueta del prototipo nº 2 del biplano Fernández. El fruto del ingenio del primer aviador español fallecido, el arancetano (o sea, de Aranjuez) Antonio Fernández Santillana que perdió la vida en Antibes el 6 de diciembre de 1909. El siguiente enlace conduce a una monografía sobre ese malogrado emprendedor que tuvo que emigrar a Francia para desarrollar su voladora pasión.


Otro día continuaremos con mas piezas señeras de la colección. Las que en unos casos lo son por su valor aeronaútico, como es el caso de los autogiros de La Cierva, y en otros histórico, como ocurre con el Dragon Rapide. Si tienen interés en ver este último, no debería aplazar mucho su visita porque no sería raro que cualquier futuro gobierno de progreso decida achatarrarlo en aplicación de la Ley de la Memoria Histórica.

Vamos a concluir por hoy con una pintoresca curiosidad como es el Transavia PL-12 Airtruk. El extraño modelo de avión que con el nombre "The Flying Jalopy" (cacharro volante) pilotaba Jedediah en "Mad Max 3. Más allá de la cúpula del trueno" (1985). Se trata de una aeronave de fumigación agrícola producida en Australia de la que, curiosamente, Madrid alberga una las pocas supervivientes entre las 118 unidades construidas.
En su ficha nos explican que este peculiar sesquiplano tardó nada menos que 15 días en venir volando desde su país de origen.

Aparte de añadir un fotograma de la película, nuevamente recurrimos a unas fotos prestadas para explicar el motivo de tan extrañas formas. No era otro que facilitar la carga de los productos químicos utilizados en sus labores agrícolas. La adjunta imagen en vuelo da cumplida idea de lo despejado del acceso posterior conseguido con ese diseño. Nuestra foto del madrileño es la que sigue:






(1) La explicación sobre el transporte público incluída es la siguiente:

Autobuses de la empresa Blas y Cia., que cubren el recorrido Madrid con Alcorcón - Móstoles - Villaviciosa de Odón y Navalcarnero. La parada se encuentra frente a la Escuela de Técnicas de Mando, Control y Telecomunicaciones y del Museo. La estación de Metro y RENFE más cercana es la estación de Cuatro Vientos, aproximadamente a 1 kilómetro de la entrada.

La completamos con una imagen de Google Maps con el trayecto desde la parada (código 08376, la de vuelta es la 08377) que nos ha servido para medir la distancia. Incluyendo las idas y vueltas que imponen las rampas del paso superior sobre la A-5 son algo mas de 500 m. Paran allí unas cuantas de las líneas que parten de Príncipe Pío hacia esa vía radial.

La misma herramienta de medida nos da casi 2 km de distancia desde la estación de Metro y Cercanías de Cuatro Vientos. Y bastante inhóspitos, añadimos nosotros.





(2) Si se pone como destino Museo del Aire en Google Maps, esta aplicación dirige a un descampado formado por construcciones demolidas, no se fíen de las supuestas calles del plano, desde el que el Museo es inaccesible. ¡Vaya bromita!





No hay comentarios:

Publicar un comentario