lunes, 24 de octubre de 2016

CLIPDA (CXXVI): el pudin de ciruela de James Gillray


Veíamos en la entrada precedente de esta serie que la parodia de la pareja Trump-Boris Johnson allí incluida está basada en un grabado de James Gillray. Este caricaturista y grabador es la primera gran figura de la ilustración satírica británica que cobró fama por los mas de 600 aguafuertes publicados entre 1792 y 1811.

La mas famosa de sus obras es la titulada "El pudín de ciruela en peligro" (The Plumb-pudding in danger) que fue publicada en febrero de 1805 y refleja la rivalidad franco-británica que dio lugar a las guerras napoleónicas. Los representados son el poco antes autoproclamado emperador Napoleón Bonaparte y el entonces primer ministro británico William Pitt que pugnan como puede verse a continuación para llevarse las mejores tajadas del mundo.



La viñeta tiene como subtítulo "epicuros de estado tomándose una pequeña cena" (‘state epicures taking un petit souper’) y se completa con un texto que dice "el gran Globo y todo lo que contiene es demasiado pequeño para satisfacer tan insaciables apetitos (‘the great Globe itself and all which it inherit, is too small to satisfy such insatiable appetites’). Una cita atribuída al político inglés William Windham, aunque es una frase tomada del cuarto acto de "La Tempestad" de Shakespeare.

Publicada en un efímero momento de paz, la predicción de un nuevo conflicto realizada por Gillray se mostró muy acertada y ocho meses después tendría lugar la batalla de Trafalgar.

El caricaturismo, particularmente el británico, no ha dejado de homenajear tan famosa pieza, por lo que la lista de recreaciones es muy larga. Vamos a comenzar nuestro necesariamente parcial repaso con una pieza datada nada menos que en 1833. Una viñeta suiza que hace referencia a la partición del cantón Basilea en la que los representantes de la ciudad (Stádter) se llevan una porción mucho mas reducida que los pobladores rurales (Bauer).



En la portada del semanario The Spectator del 22 de diciembre de 1979 la repartida era la cabeza del líder laborista James Callaghan que había sido abrumadoramente derrotado por Margaret Thatcher en la elecciones celebradas la primavera anterior.


Otra cabeza, la de Roy Jenkins, era la que se repartían entre la conservadora Margaret Thatcher y el laborista Michael Foot en la viñeta del 17 de abril de 1983 de Edward McLachlan. 

La revista Prospect también publicó en una de sus portadas, la de mayo de 2006, una recreación representativa de los intereses subyacentes en la Guerra de Irak. Una ilustración de John Holder.


El autor del siguiente ejemplo, que data de 2011, es Dave Brown que puso de manifiesto en el mismo la pugna de intereses franco-británicos en el conflicto de Libia. Debajo otra metáfora de la rivalidad entre esos mismos países realizada por el australiano John Jensen con Blair y Chirac como protagonistas.



Continuamos con un par de "apropiaciones" a cargo de Martin Rowson. En la primera conserva los personajes originales para incidir en el cambio de los instrumentos utilizados, mientras que en la segunda, publicada en 2013, lo que se hace es una crítica del acuerdo nuclear entre Estados Unidos e Irán.



Morten Morland recurrió a Gillray en 2015 para representar la crisis de Ucrania, y bien claro dejó que ahí no hubo reparto, mientras que debajo podemos ver nuevamente a Putin a la mesa, esta vez repartiendo el pudin sirio con Obama, en una viñeta del brasileño Carlos Latuff.

La aplicación a la confrontación rusoestadounidense, antes soviéticoestadounidense, tiene antecedentes como la viñeta de los años sesenta de Leslie Gilbert Illingworth que muestra al presidente Lyndon B. Johnson repartiéndose el mundo con Nikita Jrushchov.


En el adjunto ejemplo de aplicación a la política norteamericana obra de Draper Hill en el que Jimmy Carter y Gerald Ford se reparten la política exterior lo que se nos hace llamativo es que la habitual referencia a Gillray, que no falta en casi ninguno de los ejemplos que hemos traído, se sustituye por un impersonal "según una famosa antigua viñeta británica". Cultura al estilo norteamericano.

En el caso de Phil Disley, su recurso al cliché fechado en 2013 tuvo como objeto hacer una referencia al referéndum celebrado en las Falkland-Malvinas sobre la continuidad de la administración británica del territorio. Mas bien un acto de afirmación política que una auténtica consulta porque solo se registraron 3 votos en contra de esa permanencia entre los 1.517 emitidos. El 0,2%.


Con motivo del Consejo Europeo celebrado en Niza en el año 2000 en el que se acordaron importantes cambios en los Tratados de la Unión, el caricaturista alemán Horst Haitzinger recurrió al pudin para criticar la actitud del francés Chirac y el alemán Schröder. Y muy pedagógica idea la de colgar una vista del original en la pared.


Terminamos con tres ejemplos de uso del cliché por parte de Steve Bell. El mas heterodoxo es el del año 2001 en que un solitario y simiesco Bush lidia con la facción de su partido conocida como Tea Party.

La versión de 2005 vuelve sobre la rivalidad franco-británica a cuenta del liderazgo europeo con Durão Barroso en el papel de pudin y una anacrónica representación de su país por medio de la sra. Thatcher.


Cierra esta colección de diecisiete homenajes a Gillray la viñeta publicada el 1 de junio de 2015 con motivo del segundo centenario de su muerte. En la misma Bell representó a Cameron pugnado con líder escocesa Nicola Sturgeon por atraer el voto laborista.


Por si no hubieran reparado en ello, vamos a significar, ya para concluir, que no hemos encontrado ningún ejemplo de apelación a este cliché de origen español. Y tampoco francés.




P.S.- Hemos recibido otra pieza realizada por David Parkins en 2013 sobre la pugna de intereses entre la industria minera y los pueblos aborígenes canadienses representados por el activista Dave Porter (el de su izquierda). Enlace a la noticia ilustrada.

Adicionalmente, Peter Brookes se ha unido al club por medio de una ilustración que ha sido portada del semanario británico The Spectator fechado el 10 de diciembre. Otra fuente de inspiración que, 37 años después de su primera aparición, ingresa en el grupo de repetidoras en esa revista. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario