sábado, 22 de octubre de 2016

Palabras de la 42ª


Tras el brownie de la semana pasada, y muy en su línea de dar una de cal y otra de arena, la última propuesta del Martes Neológico del CVC ha sido inasumible. La palabra inasumible, queremos decir. Un término cuyo registro mas antiguo de la base de datos que manejan data de 1991. Sin embargo, no nos ha costado encontrar en la hemeroteca de Abc una referencia bastante anterior. El siguiente enlace les conduce a una página de ese diario del 1 de julio de 1979 en la que se registra el uso de inasumible por parte de Nicolás Redondo para referirse al proyecto de Estatuto de los Trabajadores que entonces se debatía. Adjuntamos recorte.

Así que estamos ante un neo ma non troppo. Pero no queremos dejar de hacer mención a las llamativas las carencias del banco de datos que manejan los especialistas que nos ilustran desde el CVC, máxime con las facilidades que actualmente proporcionan las hemerotecas digitales. Y parece que fijar con cierta precisión el momento en que una nueva palabra comienza a utilizarse es relevante para entender sus porqués. Con lo que mucha diferencia de contexto son esos doce años en nuestra historia reciente. 

No pretendemos con la mención de la arena que carezca de interés matizar los diferentes usos de ese término de regusto tan sindical, pero no creemos que sea esto lo que el personal anda esperando que se le explique en una sección dedicada a las nuevas palabras. Ellos sabrán que audiencia pretenden atraer.

Lo que sí comportó la elección realizada fue un considerable reto para el encargado de las ilustraciones. Así que por mas que no nos guste, no la criticamos, porque el empeño era difícil. Pero ya saben que en estos casos nos gusta ir a ver que dice ese gran demóscopo que es Google Images y la que sigue fue su pagerankizada respuesta.


Los cuatro junquerazos que habrán observado caso de que se hayan fijado un poco dejan claro que el inasumibe por antonomasia del momento es Oriol Junqueras. Y una vez que sale a la palestra este mentiroso compulsivo, nunca es mala ocasión para recomendarles que vuelvan a ver el video del repaso que le pegó Borrell en un debate de las elecciones catalanas. Lo incrustamos porque esto debería ser de visionado obligatorio en las escuelas para que se vea a quien han encargado no tan pocos "hacer país". 


Retornamos al Cervantes Virtual, porque la aquí pocas veces comentada sección denominada El Trujamán incluyó esta semana la segunda entrega de la serie El examen de traducción de Lewis Carroll. En esta se explican las soluciones dadas en castellano a la directamente intraducible homofonía inglesa entre tail y tale (cuento-historia y cola).

Interesantes apuntes los publicados en Laboratorio del lenguaje del Diario Médico. El domingo un comentario (enlace) sobre los cambios que ha registrado la definición de amarillo, algo que podría parecer sencillo pero verán que no es tan fácil realizar de forma precisa y de general comprensión entre hablantes tan diversos como tiene el español.

El siguiente apunte fue sobre palabros como jartible, malaje, desaborío y el muy a propósito para la moda actual gualdrapas, mientras que el artículo publicado el jueves lo fue con el muy explicativo título Las jugosas etimologías populares. En el mismo se repara en como hay casos en que las acuñaciones populares puede llegar a ser mas expresivas que el término original: ¿balanitis o bananitis?, ¿bulímica o gulímica? Pinchen el enlace anterior porque hay mas.

Fundéu comenzó la semana proponiendo retiro y retirada de efectivo (en tienda) como alternativas al anglicismo cashback que sistemáticamente utiliza la publicidad de las aplicaciones creadas a tal efecto. No va a ser fácil españolizarlo, máxime con el impulso que va a dar a esa forma de disponer de dinero el impuesto de Carmena & Co. a los cajeros automáticos. Perfecta idea de estos nuevos arbitristas para que cada vez haya menos máquinas y los ciudadanos tengan un peor servicio. Y eso que no sabemos si estas están entre las que UGT ha propuesto que coticen a la Seguridad Social. Lumbreras para el club del Oriol.

El martes nos aconsejaron desde el español urgente reservar la expresión (elecciones) primarias para aquellas que tienen como fin elegir a un candidato para unos posteriores comicios, evitando extender su uso a los procesos que asignan electivamente los cargos internos de los partidos.

Al día siguiente nos recordaron que aterrizar es ‘posarse sobre tierra firme o una superficie similar’, por lo que puede emplearse para la acción de descender sobre la superficie de cualquier planeta. Pero también dan cuenta de como han prendido sustantivos específicos como alunizaje, amartizaje e, incluso, acometizaje. El caso es que luego hemos sabido que la ExoMars amartizó de muy mala manera, así que los neologistas empedernidos igual podían acuñar malamartizar.

El mismo miércoles también precisaron que feminicidio, así como su variante femicidio, son formas válidas para aludir al ‘asesinato de una mujer por razón de su sexo’.

El jueves la recomendación fue utilizar la voz española acoso como alternativa preferible a los anglicismos bullying y mobbing que aplicamos a los ámbitos escolar y laboral respectivamente.

Y como broche semanal un recordatorio de que el nombre de la ciudad iraquí de Mosul es tradicionalmente agudo en español por lo que no procede pronunciarlo a la inglesa en a forma Mósul.


Si se han quedado con ganas de mas pueden pinchar el siguiente enlace al Rinconete titulado Gandumbas donde Pedro Álvarez de Miranda se extiende sobre esa palabra. Un apunte nacido a cuenta de su uso en la penúltima novela de uno de los protagonistas de la última polémica vivida en el reino de de las letras. La que tontamente comenzó a causa de la académica desatención de una petición de socorro realizada por algunos maestros andaluces ante la estúpida imposición de utilizar en sus clases el desdoblamiento de género.

Un resumen de esta gresquita acompañado de un recordatorio de algunas otras habidas en ese gremio puede leerse aquí.  Lo que no hemos conseguido averiguar es quien pudiera ser la “talibancita tonta de la pepitilla”. No estamos en la pomada.






No hay comentarios:

Publicar un comentario