miércoles, 14 de diciembre de 2016

Allons enfants de la baguette


Del mismo modo que ocurre con España y el toro, Francia es uno de los países que cuentan con un metafórico representante animal. Bueno, en realidad dos. Y es que aunque habitualmente ese papel se encomienda al gallo, a los británicos les gusta recurrir ocasionalmente a la rana en sus metáforas gráficas (1). Pero cuando los directores creativos quieren representar a un francés sin recurrir a esos socorridos colaboradores del reino animal también tienen otra gran opción: un paisano, o paisana, cargando con una baguette.

Una ilustración con alguien que porte una de esas alargadas barras automáticamente pasa a entenderse como la representación de un francés. Una referencia que con frecuencia se refuerza con una boina y, cada vez menos, con un jersey a rayas. Véanlo a continuación en la interpretación de Dave Brown, el ilustrador del diario The Independent. O, también, en una portada de la revista Money Week del pasado mes de mayo en la que asímismo comprobarán como España es representada con topiquísimo torero. 



Por su parte, el ilustrador Bob Moran añadió en su versión femenina publicada el pasado verano en The Sunday Telegraph una referencia al gusto francés por el ajo que tanto les gusta criticar a los británicos. Sobre eso, aquí chitón.



El cliché de la baguette es muy querido por la prensa humorística gala que ha hecho abundante uso del mismo. Comenzamos nuestro repaso con la versión femenina publicada en la revista Hara Kiri en febrero de 1972, pero quede claro que ya había sido utilizado mucho antes, en un sector editorial completamente distinto, por parte de la elegante Vogue (abril 1961).

 


En abril de 2011 la británica The Week se encargaba de recordarnos como han cambiado las francesas. O al menos algunas de ellas.

Volvemos a la prensa humorística con L´Hebdo Hara-Kiri  de marzo de 1970 y su continuadora Charlie Hebdo en cuyo número del 28 de octubre de 1976 un muy típico francés no saludaba con especial amabilidad la visita a París de nuestro ahora rey emérito ("con" es el insulto francés por excelencia, pongamos que equivalente a gilipollas). Debajo mas ejemplos de la afición de esa publicación al cliché con ET y Sarkozy como protagonistas.

 
 


Con todo, y por mucho que hayan afrancesado hasta al bueno de ET, nuestro favorito entre los portadores de barra de pan ideados por el semanario francés es el aburguesado Che Guevara que nos presentaron en un suplemento. A su lado puede verse una portada de la también gala Psikopat y, debajo, dos ejemplos tomados de Fluide Glacial que corroboran lo dicho sobre el reiterado recurso a la barra de pan por parte de la prensa del vecino país.



No podía faltar, por tanto, ese indispensable complemento en a típica pareja francesa que llevó a su portada Psikopat en abril de 2010 que emparejamos con una versión musical del cliché de un ejemplar de 1976 de la revista Rock&Folk

 

La edición italiana de Totem nos ofrece en el adjunto número de septiembre de 1991 un buen ejemplo de como algunas ilustraciones como la de Edika que luce esa portada sufren con la traducción. Aunque cabe interpretar que se trata de una italiana casada con un francés.

Pasamos a comprobar como publicaciones de información política, como Courrier International, también han hecho abundante uso del simbólico pan. Comenzamos con una versión centrada en los gabachos mas fachas que acompañamos con un "desinflado" Hollande de mayo de 2013. Completa la serie de esa publicación una bomba de baguettes (marzo 2014), un concepto al que ya había recurrido previamente The Economist (noviembre 12).

 



No era la primera vez que la revista británica hacía uso de la metáfora de la barra de pan. En enero de 2013, con el título "América se vuelve europea", se utilizaba un montaje con la completa iconografía del prototípico galo que mostraba al presidente de Estados Unidos ataviado con camiseta a rayas, boina y pañuelo rojo. En un segundo plano se colocaba al republicano John Boehner, entonces presidente de la Cámara de Representantes, vestido con un traje bávaro. El subtítulo proclamaba "un sistema roto, un pésimo acuerdo y sin final a la vista".

Imaginamos que a estas alturas no tendrán ninguna duda sobre la nacionalidad del niño fotografiado por Willy Ronis que pudo verse en una portada de la revista Photo.

 

Hacemos una excepción al repaso de portadas que estamos haciendo para traer otra de las grandes imágenes adscribibles a este cliché. La tomada en 1955 en Provenza por Elliott Erwitt (enlace a un tablero con una selección de sus fotos) pone de manifiesto como la asociación de algunos rasgos característicos con los franceses no es gratuita.

Y no podía faltar un poco mas de glamour al margen de la portada de Vogue ya vista. Como el del panificado avión que llevó a su cubierta la revista de la prestigiosa firma Hermès o el peculiar tocado de cabeza que pudo verse en 2012 en la alemana MaG. Paro ahí ya no se trata de una referencia a su vecina y rival Francia.


  

La adjunta portada de septiembre de 2010 del suplemento La Luna de Metrópoli del diario El Mundo habría hecho una magnífica portada para contenidos sobre la iglesia gala. Pero lo cierto es que anunciaba un artículo sobre la entonces última película de Julia Roberts que era la titulada "Come, reza, ama". La representación del amor no la vemos clara salvo interpretaciones en línea con lo que vamos a ver a continuación.

Y es que no podía faltar algún ejemplo de utilización del manifiesto carácter fálico de las mas alargadas barras de pan. Como el que vemos a la controvertida artista conceptual suiza Milo Moiré fotografiada por su pareja Peter Palm.



Terminamos con una muestra de la veteranía de este cliché. Véase como ya fue utilizado en la caricatura de las águilas imperiales napoleónicas titulada «Un pauvre invalide» que fue realizada por Alfred Le Petit para el número del 25 de abril de 1875 de la revista satírica Le Grelot. Una tullida águila inequívocamente francesa.








(1) Hay quien piensa que el brexit podría ser consecuencia de lo representado en la siguiente metáfora gráfica de la desparecida revisa quebequesa Croc.






No hay comentarios:

Publicar un comentario