jueves, 29 de diciembre de 2016

Las portadas de 2016 (IV): parecidos, reciclados, curiosidades y alguna pifia


Comenzamos este repaso de similitudes con dos de las portadas basadas en la contraposición de la enorme diferencia en la exhibición corporal que separan a quienes practican el islam de la mayor parte de quienes no lo hacen. Y ojo, que nosotros también fuimos así. Y no hace tanto.

 


La reedición de ese cliché que hemos visto en el suplemento finisemanal del Frankfuter Allgemeine y L´Espresso (1) nos ha traído a la memoria una portada de 2007 del semanario The New Yorker que nos recordaba que en la cristiandad todavía quedan algunos sectores que se mantienen fieles a los que fueron nuestros usos tradicionales.

Cambiamos de tema. En el apunte Andares tontos ya hemos comentado la espléndida portada creada por Barry Blitt para representar el brexit tomando como base el famoso sketch "The Ministry of Silly Walks" (El Ministerio de Andares Tontos) realizado en 1970 por los Monty Python. Pero ya entonces nos llamaba la atención la similitud con la tapa de uno de los números de 2006 de la alemana Der Spiegel. Quede claro que solo constatamos una semejanza y no pretendemos se inspirara en ella Blitt la conociera. 

 

Pero lo cierto es que tampoco fueron los únicos en asociar el brexit con dar un paso al precipicio, una metáfora que ya se había visto en febrero en una viñeta de Peter Brookes basada en Tintin.

Ese mismo colaborador del diario The Times también ha recurrido en alguna ocasión a los 'andares tontos' como podemos ver en una ilustración fechada en julio de 2014 con David Cameron como protagonista.


La última portada del año de la revista TNY fue realizada por la valenciana Ana Juan con una creatividad que nos ha recordado la titulada "Christmas Eve" realizada en 1916 por Paul Bransom para The Country Gentleman. Constatar, en todo caso, que parece que las mascotas están engordando.

 

Mas difícil es creer que el responsable de la noruega D2 no tuviera noticia de la muy similar portada de Granta, un parecido del que dábamos cuenta en Batiburrito 1039. En ese apunte también hacíamos referencia a un nuevo reciclado del mensaje de la camiseta de Charlie Riina que se ha visto en la italiana Panorama del pasado 17 de agosto. Observarán que en el título de esta cuarta entrega hemos omitido el adjetivo mejor que luce el resto de la serie.


Playboy tiene cierta afición al reciclado de los mensajes de las prendas y en este 2016 hemos podido ver como la edición croata prescindió del que lucía Valerie van der Graaf en la americana. No les gustó dedicar un número a la libertad.

 


El que tampoco estuvo mal es el parecido entre la última portada del año de la alemana Focus y la de la guía Time Out neoyorquina fechada el 16 de noviembre.




A la ucraniana XXL la hemos pasado el afeitado a lo "Instinto básico" como homenaje, toda vez que nuestro desconocimiento del idioma en que está escrita nos impide verificar si hacían alguna referencia al modelo seguido. Pero la portada de diciembre se nos hace demasiado parecida a la del mes de abril de la edición húngara de ELLE que, a su vez, sigue una creatividad ya vista, a mano cambiada, en diciembre de 2015 en la versión brasileña de esa revista (2). Otro antecedente previo es la tapa de Leticia Spiller en VIP de mayo de 2015.


 
 

No es novedad ver cuerpos pintados en portada, pero nos ha llamado la atención que tanto el Playboy ucraniano de octubre, con Victoria Kozakcomo la edición peruana de SoHo que protagonizó Vania Bludau en noviembre optaran por un estilo tan "pollockiano". El calendario señala con bastante claridad.

 

Una curiosa coincidencia es la que se produjo entre Bloomberg Businessweek (18 enero) y La Luna de Metropoli (10 de noviembre) al inspirar sendas portadas en las instrucciones de seguridad aeronaúticas. Aunque en el caso de la española con una menos creativa literalidad para hacer referencia a la película Sully.


Interesante composición con huevo la realizada por la edición italiana de Rolling Stone para conmemorar los cuarenta años del punk que forma parte de las finalistas a mejor portada del año de la web especializada Coverjunkie. Pero nos recuerda demasiado otras portadas con huevo que, además, en un caso así creemos que hay que estrellar en toda regla como hizo en 2014 la neerlandesa Volksrant Magazine (cuyo director de arte es Jaap Biemans, el responsable de Coverjunkie; se ve que le gustan los seguidores de sus creatividades, cierto es que hay un toque diferencial).

 



Ya puestos a jugar con huevos, hay que reconocer que donde se lo trabajaron con las tomas de alta velocidad fue en el Esquire filipino del mes de noviembre.

Lo que ya nos gustaría conocer es la historia de como una creatividad tan idénticamente ejecutada llegó el mismo mes a la portada de dos prestigiosas revistas, por mas que Newsweek diste de ser lo que fue desde su actual edición exclusivamente digital.






 

Si en las portadas de cine veíamos el reciclado de una imagen de Joan Crawford con Hillary Clinton, la canadiense McLean`s decidió poner de manifiesto la afinidad entre Trump Putin colocando la cara del americano en una típica foto del ruso. El tiempo nos dirá como de acertados han estado.



Y para fusilado de otra portada el que perpetró Mongolia en su numero de diciembre con la de Esquire un año anterior. Por descaro que no falte.



No se ven muchas muchas portadas encadenadas, un juego que gozó de cierta popularidad en el pasado, pero este año lo hemos visto ejecutado en Time (22 de agosto y 24 de octubre) con ilustraciones de Edel Rodriguez, anteriores a las elecciones por tanto. Lo que nos parece curioso es que Der Spiegel también recurriera al mismo artista para representar al propio Trump, aunque en su caso ya convertido en amenazador presidente electo que asocian con en el titular con el fin del mundo.



 

Ahora bien, para coincidencia rara la que supone encontrar dos revistas que han dedicado portadas a la regla, la femenina. Todo un reto que nos parece especialmente interesante como ha sido resuelto en Courier International.


 

La que se ganó algunas críticas bastante severas fue la actriz india Priyanka Chopra, a quien ya hemos encontrado en la entrega sobre el cine. Y ello a cuenta de la camiseta que se le ocurrió lucir en una tapa de Traveller de Condé Nast. Esos refugiados e inmigrantes tachados no fueron una elección muy acertada con la que está cayendo. Sensibilidades a flor de piel y mucha gazmoñería. Ya puestos, tampoco nos parece muy apropiado jugar a la tullidita buenorra en una revista del glamour como es Interview, pero a las Jenner se les pasa casi todo (3). Es lo del caer en gracia.

 

La portada injusta por excelencia ha sido, como ya señalamos en su momento, la que Sports Illustrated dedicó a los principales medallistas olímpicos norteamericanos. Bien feo estuvo no esperar a que Simone Biles finalizara su participación para que pasara gráficamente a la historia, como Michael Phelps y Katie Ledecky, con las medallas realmente conseguidas en los Juegos de Río. Nos ha costado encontrar una foto con sus auténticos logros: 4 oros y 1 bronce. Y para rematarlo la última tapa del año de esa publicación fue un Phelps cargado con todo el metal acumulado en su nadadura olímpica.





(1) En este caso bastante en línea con lo realizado en 2012 por la canadiense Maclean`s.




(2) Ese número tuvo otras tres portadas de 'tipología Barbara Kruger', un cliché que hemos repasado en el apunte precedente de esta serie.






(3) Una creatividad que, además, no es sino una mas epidérmica reelaboración del guiño a "La ventana indiscreta" realizado por Helmut Newton para el reportaje "High & Mighty" publicado en el Vogue Usa en febrero de 1995.



No hay comentarios:

Publicar un comentario