viernes, 23 de diciembre de 2016

Palabras de la semana 51


Tiene su toque de ironía escoger crudívoro como neologismo de la semana justo antes de las 'farturas' navideñas. Como explica el apunte del Cervantes Virtual, dieta crudívora es la que siguen quienes únicamente consumen alimentos crudos, normalmente de origen vegetal. Pero nos dejan en ayunas sobre la prevalencia de esa práctica que se nos hace bastante minoritaria. A veces se agradecería un poco de multidisciplinaridad, en este caso con la sociología y la dietética.

Entre los tipos de dieta crudívora (o crudista) detallados están la omnívora (en la que se come alimentos animales y vegetales, siempre crudos), la vegetariana (vegetales y otros alimentos de origen animal como miel, leche o huevos, crudos), la vegana (alimentos de origen vegetal crudos), la frugívora (frutas crudas) y la del 70 % (en alusión a la proporción de alimentos crudos en la dieta). Vaya usted a saber el científico fundamento de esa cifra. Contra menos se entienda mas éxito.

A las citadas hay que sumar las modalidades acabadas en –ano que han generado términos como crudivegetariano, crudivegetarianismo, crudivegano, crudiveganismo o crudiveganista. Todo un carajal alimenticio tan anal como forrado de prejuicios ideológicos.

Y a todo esto cuando es noticia que "PETA está harta de Justin Bieber"Pero no lo es que unos cuantos estamos hartos tanto de esa talibana organización como del insustancial cantante. Siguen los malos tiempos para la lírica (y para la libertad). 

'Especismo antropocéntrico' leemos en un Rinconete. Tópese el autor con una fiera y póngase a razonar con ella sobre esa cuestión antes de seguir perorando. ¿Vamos hacia una sociedad enferma de bienestar?

El Diccionario Merriam Webster hizo pública hace unos días su palabra del año que ha sido surreal, o sea, lo que nosotros decimos surrealista. Sorprendente, quizá, pero en su caso siguen una metodología bastante objetiva basada en los patrones de consulta del diccionario. Su editor nos cuenta (enlace al video) que el término que definen como 'marcado por la intensa irracionalidad de un sueño' tuvo picos de consulta tras diversos hechos traumáticos: los atentados terroristas de Bruselas, el intento de golpe de estado de Turquía y el bastante próximo en el tiempo atentado de Niza, así como, ya se lo imgainará, tras el triunfo de Trump. Para los anglos el trumpazo fue surrelista, lo que en la tercera acepción de nuestro Diccionario es 'irracional o absurdo'.

En el propio Merriam Webster hemos descubierto que la expresión hawaiana 'pulga saltadora' que da nombre al ukelelepodría ser un epónimo.  Y es que ese era el apodo que recibía el oficial británico de la corte del Rey Kalakaua llamado Edward Purvis quien, al parecer, era un gran aficionado a ese pequeño instrumento de origen portugués donde se llamaba 'machete' (enlace a la explicación en inglés).

En el Laboratorio del lenguaje del Diario Médico hemos visto un apunte sobre el mangaka Osamu Tezuka, una entrada justificada por su formación como médico que fue seguido de otra sobre la lepra. Una enfermedad que nos dicen está próxima a su desaparición. Cuantos encomiables desvelos, en su mayor parte desconocidos. Aun con la concisión que exige el espacio de esos apuntes, echamos en falta un comentario sobre la asociación de esa enfermedad con San Lázaro que dio lugar al término lazareto.

Hoy mismo vemos publicada una nueva entrega de la serie Las apariencias engañan… en la que se repasan palabras cuyo significado es fácil malinterpretar. Ahí aprendemos que los países de Hispanoamérica podrían clasificarse en cueropositivos y cueronegativos.

Lo que no tenemos muy claro es por qué Fundéu publicó excepcionalmente en sábado un apunte sobre la lotería cuando el sorteo de Navidad se celebró cinco días mas tarde. Sosa recomendación, en todo caso, que reiteraron el propio jueves. Y en la que no se aclara el origen del término pedrea aplicado a los premios menores sobre el que tenemos cierta curiosidad.

El lunes la reseña fue sobre el negacionismo, ‘la negación de hechos históricos recientes y muy graves que están generalmente aceptados’. Nos sobra el recientes de esa definición, por mas que se trate de un término particularmente vinculado a quienes pretenden que el Holocausto no existió. Tampoco está mal, añadimos nosotros, aplicársela a quienes dicen no saber nada de genocidios como el causado por el estalinismo. Aunque eso quizá mas bien sea ignoracionismo doloso. El no querer saber por temor a ver contrariadas algunas emociones. ¿Preposverdad?

El martes estuvo dedicado a la grafía del principio/política de una sola China cuando ahí lo mollar es el concepto. Pero ¡somos tan tolerantes con ese grandullón que nos fabrica tantas cosas balato, balato!

El siguiente apunte estuvo dedicado enseñarnos el correcto plural de esas cláusulas suelo que van dar las navidades a los banqueros y a los bancarios. Y es que ha sido una sentencia emitida justo a tiempo de exigir provisiones que seguramente fastidien algunos suculentos bonus

El propio miércoles publicaron los urgentes su felitación  sirviéndose del poema 'Alto jornal' del zamorano Claudio Rodríguez. Expresiva descripción de su misión pero, tópicos al margen, poco navideña. El resto de la semana vacacional repetición de apuntes anteriores.


Cambiamos de fuente para señalar que nos ha parecido preocupante el nivel de Los 98 mejores tuits de humor de 2016 publicados en Verne. La mediocridad al democrático poder internetal. Apenas nos ha quedado recuerdo de los beyoncicos que la mas maciza 'hija del destino' cantaría por Navidad y de una coña sobre la homeopatía (enfermo: para qué es / prescriptor: para qué te gustaría que fuera). ¡Cómo serán los que se quedaron fuera de esa selección!

Una duda sobre estos tiempos en que ser gracioso, preferiblemente en versión monologuista, se esta convirtiendo en un must: ¿veremos algún día publicada la tesis doctoral 'La frustración en la práctica del monologuismo como causa de suicido'?


Y, ya para terminar, el titular sobre la lotería del diario astur que tanto nos gusta criticar nos hace reparar en que ahí tenemos otro producto astur exportable: caxigalines. Pero hay que revisar esa definición sres. asturianistas, porque la malicia nos parece que no es un rasgo característico del concepto.

Ya intuirán que apenas hemos pillado alguna pedrea.








P.S.- Al poco de publicar este apunte advertimos que Fundéu hizo pública la lista de finalistas a la 'palabra del año'. Dirán que es por la contrariedad de ver solo tres de nuestras nueve candidatas en la misma, pero nos parece una selección muy discutible: ¿papilomavirus sí y zika no? ¿abstenciocracia antes que brexit? El comentario queda para el apunte lingüístico de la semana que viene que haremos a la vista de la ganadora.




No hay comentarios:

Publicar un comentario