lunes, 20 de marzo de 2017

CLIPDA CXLVII: Gabrielle d'Estrées y una de sus hermanas (2ª parte)


No falta el cuadro de la Escuela de Fontainebleau al que hoy dedicamos un segundo apunte en las colecciones de algunos de los mas contumaces apropiacionistas. Como son los casos del jienense Eleazar o el costarricense Francisco Munguía, este con una interpretación que es una clara incursión en la viñeta humorística. Cierra esta primera serie la minimalista visión del "Stick Museum" de Miguel Cardil.



La versión con tatuados personajes de la ilustradora Victoria Inglés que puede verse junto a estas líneas se comercializa como camiseta o funda para móvil. Comparte amarillentas protagonistas con la pieza de Giuseppe Veneziano titulada simplemente Le Sorelle (2013) a la que sigue una aun mas simpsónica recreación de Michel Achard. Algo tiene el amarillo cuando también es el color cutáneo elegido por Patrice Murciano. Cierra la serie la visión de la escena de Hillary White, una artista especializada en reinterpretar clásicos con personajes de ficción modernos (mas ejemplos). Los elegidos en este caso fueron los que en España conocemos como Epi y Blas (originalmente Bert y Ernie).

 
 


No podía faltar alguna versión zoomorfa como la adjunta ‘Diane et Gaby’ (2006) del francés Alain Sechas. Sigue la vacuna visión del asunto de Gwenaelle Dussillos y la surrealista interpretación de la también francesa Corine Perier.

Debajo hemos colocado la canina versión de Jean Luzier mparejada con la felina pieza realizada en 2012 por el artista urbano brasileño afincado en París Rafael Suriani.








Continuamos el repaso con las versiones del argentino Martin La Spina, los norteamericanos John Borowicz e Isabel Samaras ('Tiny Bubbles', 1998), la lichtensteiana interpretación de la francesa Betty Wittwe y dos versiones de la japonesa Tomoko Nagao.

 
 


Sigue una doble versión de la italiana Angela Trentin  seguida de las de Lesja Chernish, una artista rusa afincada en Berlíny el norteamericano Travis Lampe. Cierra la serie 'Sisters' de Sylvain Silleran.

 
 

La ilustración titulada Scissors&Butterfly es obra de la japonesa Yosuke Ueno (enlace a mas obras). A su lado la interpretación del madrileño Fernando Bellver en la que es la Olivia de Popeye quien pellizca el pezón de Betty Boop. Debajo la deserotizada recreación de Erika Meriaux titulada 'La verdad sobre Gabrielle d'Estree o ¿donde están mis golosinas?' que emparejamos con una curiosa versión automovilística realizada en corcho por Francine Noël que también está muy aliviada de carga erótica.

 

Thierry Dussac es un artista galo que ha realizado diversas obras inspiradas en el baño de las hermanas. Entre todas ellas, la pareja mas ajustada a la pose del inspirador original es la adjunta dupla numerada VI y VII. Debajo 'Gabrielle d'Estrees and one of her Sisters at the Gellert Baths' (1985) de Christopher James. Cierra la serie el desenfadado ‘Un timbrazo a tu corazón’ (2014) de Javier Granados


Un artista de considerable relevancia que ha creado una versión que se nos hace interesante es Robert Combas que dio al siguiente acrílico el franglés título de 'Black Gabrielle d'Estrée et sa 4e soeur cadette' (1985).


También Salvador Dalí se inspiró en el fraternal baño que combinó con una lactación en su grabado de 1971 titulado 'Les Dames de la Renaissance' perteneciente a la serie denominada 'Homenaje a Alberto Durero'. Debajo la versión de 1991 de Lucien Freud.


Proseguimos con otra conocida figura del arte moderno como es Paul Wunderlich, un creador alemán que recreó repetidamente el cuadro que nos ocupa. La adjunta versión data de 1990, pero ya en 1965 había creado las litografías tituladas 'Bosomfriends' I y II que también acompañamos. Y todavía dejamos fuera unas cuantas creaciones mas de ese artista que prodigó en particular las versiones especulares en las que el pellizco es recíproco.


Mismo concepto que aplicó el artista checo Jiří Kolář cuya obra incluye numerosas manipulaciones de los clásicos. Pero en su caso no se complicó la vida y cubrió el expediente replicando directamente el original sin entretenerse en introducir dibujos o cromatismo propios. Así es el desconcertante mundo del arte moderno. Lo explica bien Mario Vargas Llosa en su artículo El palo de escoba.

Si de manipulaciones del original se trata, una pudorosa intervención fue utilizada por los escaparatistas del parisino 'Le Bon Marché' para presentar en  noviembre de 2011 la colección de lencería de Chantal Thomas.


Y una heterodoxamente bastante fiel recreación del original es la del chino Yin Xin. Un artista cuya producción incluye numerosas versiones de cuadros clásicos en que los personajes adquieren rasgos orientales.

Yue Minjun es otro artista chino que se caracteriza por sus carcajeantes lienzos pero que también se ha dedicado a vaciar de personajes algunos famoso cuadros (otro ejemplo es 'La muerte de Marat' de David).  


En el lado contrario de fidelidad al original se sitúan las coloristas serigrafías realizadas por Alain Jacquet hacia 1965. En las que sigue ya se ve que la evocación del original recae en la bañera y no en el tocamiento.


El cuadro admite incluso versiones infantiles como la de la curiosa tapa del libro 'Ma soeur et moi' (2012) de Cécile Roumiguière ilustrado por Bobi + Bobi. Pero esta es una pintura que no se ve mucho a modo de portada y solo tenemos registradas unas pocas inspiradas en la misma aparte del número de Charlie Hebdo ya visto en la entrega anterior.

La mas antigua es el número 14, y último, de la revista Avant Garde publicada en el verano de 1971. Su portada lucía la visión del artista Lambert Maria Wintersberger del detalle mas llamativo del cuadro, aunque interpretado con una combinación diferente de los dedos. A su lado el nº4 del comic 'Le Canard Sauvage' publicado en el segundo semestre de 1974 por la editorial J. Glenat con una cubierta de Francis Masse.

 

En el caso de la alemana Der Spiegel, en 1983 también recurrió al detalle que concita mas atención, en este caso tomado directamente del original, mientras que en 2006 se sirvieron de un plano general


La revista Communication Arts  encargó a Cynthia von Buhler, para su portada de marzo-abril de 2002, una reinterpretación que la artista tituló 'Show and Tell' y presenta a las primas interactuando de una manera bien diferente.

Y la francesa L´Echo des Savanes llevó a su tapa de enero de 1990 una versión fotográfica que nos da pie para anunciar que el repaso de las reinterpretaciones del cine y la fotografía será objeto de una tercera y última entrega sobre este cuadro. Pero antes de concluir queremos informarles de que tienen disponible una versión en camiseta que facilita la autorrecreación de tan sensual cliché.








No hay comentarios:

Publicar un comentario