viernes, 15 de abril de 2016

Fish & chics


Al personal le encanta encontrar una excusa para desnudarse. Ya lo proclamaba un tanto gazmoñamente aquel poco exigente “si lo exige el guión” que se gastaban las actrices de la Transición. Y bien supieron sacarle partido a esta humana tendencia el copropietario de la marca MOSHIMO Nicholas Röhl y la actriz Greta Scacchi cuando en 2009 idearon la campaña Fishlove. Esta acción concebida para llamar la atención sobre la pesca descontrolada fue la excusa perfecta para que un buen puñado de famosos encontrara un motivo para exhibirse desnudos en la viscosa compañía de una variada panoplia de habitantes marinos. 


La imagen de la hija de Mick Jagger con la que terminábamos ayer forma parte de la colección de fotos creada por Rankin de la que adjuntamos un par de tomas adicionales, una de ellas con mamá mas una pareja de gentiles cabrachos, pero hubo otros cuatro fotógrafos que también participaron en el show. 


Y si ayer hablábamos de amores carpados, hoy vamos a destacar la túnida relación que estableció Helena Bonham Carter con un marino ojazos dentro de la serie realizada por John Swannell. Por contra, Gillian Anderson se mostró mucho mas fría con el congrio que le tocó en suerte a pesar de estar televisivamente curtida en el trato con extraños seres. 

En fin, a poco menos de veinte libras el póster, todavía pueden llevarse a casa la imagen que mas les guste de esa colección que pueden consultar integra aquí (y de la que hemos omitido todo ejemplo masculino para no fastidiar el título del apunte). Buena muestra de la popularidad alcanzada por esa campaña "Fishlove" es que hasta sirvió de modelo para una viñeta del dibujante Adams publicada en el diario The Telegraph.

Añadimos una foto mas, la de la para nosotros desconocida Ayesha Dharker para que vean no dudó en darle un buen susto a su hijo. Ya se ve que un buen postureo no tiene precio y que nosotros parece que no somos capaces de quitarnos esa palabra de la cabeza.





Lo de las chicas montando peces tiene una larga tradición, de hecho en el número de junio de 1899 de la prestigiosa revista alemana Jugend ya pudo verse una bella recreación submarina.

En 1911 la norteamericana Puck sacó la escena a la superficie en una cubierta ilustrada por Leon V. Solon, mientras que en 1914 plantearon una curiosa competición en una tapa obra de Brynolf Wennerberg.


La francesa La Vie Parisienne utilizó en diversas ocasiones el cliché de la chica montada en un pez para ilustrar los números próximos a la celebración del equivalente a nuestros Santos Inocentes, unas bromas que en Francia son poissons d´avril. Los números que siguen lucen unas fantástica ilustraciones de Cheri Heruard (marzo 1921) y George Leonnec (marzo 1928). Debajo mas ejemplos de la misma revista de los años 1929 y 1938.

 

Proseguimos con similar motivo, pero no la misma bromista intención, en la cubierta de Breezy Stories de septiembre de 1924 ilustrada por Earle Bergey. La acompañamos de un ejemplar de Film Fun del año siguiente.



Damos un gran salto hasta 1977 para ver una robótica modernización del concepto a cargo de Boris Vallejo que pudo verse en Heavy Metal.


Ese mismo año fue portada de la francesa Photo una espectacular imagen de Guy Bourdin realizada para una campaña publicitaria de Charles Jourdan. Un concepto similar pudo verse en la también gala Newlook en 1989, pero ya en un evidente montaje, probablemente de técnica clásica de corta y pega porque el Photoshop nació en 1988.


 

Y como aun nos queda un buen puñado de fish & chics vamos a dejarlo con algunos ejemplos mas del cliché en tomados de comics italianos, y ello con el compromiso de mostrar otro día, probablemente mañana mismo, el resto de nuestra colección.

 









No hay comentarios:

Publicar un comentario