sábado, 2 de abril de 2016

Palabras de la 13ª semana del año


Hoy lo primero es felicitar al Centro Virtual Cervantes porque su sección diaria sobre cuestiones de cultura hispánica titulada Rinconete cumplió ayer 18 años (enlace al artículo conmemorativo). La verdad es que nosotros la disfrutábamos en mayor medida cuando estaba mas centrada en cuestiones lingüísticas, aunque fuera con algún desliz como el que tenemos reseñado en un reciente apunte, que ya se sabe que el mejor escribano echa un borrón (y también el ego ha podido hoy a la elegancia que pedía el momento).

Además, desde el pasado mes de octubre esa web nos compensa con “El martes neológico” que esta semana ha estado dedicado a la palabra neurocientífico. Parece que los responsables de esta sección no se dan por satisfechos con que neurociencia ya esté en el diccionario desde 1992 y reclaman la inclusión de sus practicantes.


Nosotros habríamos agradecido un artículo menos centrado en una sola palabra y mas orientado a los modernos usos del prestigiador prefijo neuro-, cierto que ello exigía una muy considerable capacidad de síntesis. Pero es que apreciamos una creciente tendencia a convertir esa sección en una especie de lista de reclamaciones al Diccionario. “Estamos ante un término especializado pero suficientemente frecuente y actual como para aparecer en los diccionarios de uso del español de nuestra épocaes una coletilla ya habitual.

Y ese enfoque va en detrimento del necesario debate sobre las últimas novedades que pueblan el idioma, algo que entendemos podría atraer en mayor medida al público no especializado que siente curiosidad sobre el dinamismo de nuestra lengua. Como nosotros mismos.


En el concreto asunto del neuro- se nos ocurre, por ejemplo, hablar de la neurogastronomía que parece haber entrado en una fase de menor uso tras la expatriación del neurólogo y chef argentino Miguel Sánchez Romera que en 2008 llevó esa palabra al título de su libro “Neurogastronomía: la inteligencia emocional culinaria”. No obstante, comprobamos que hasta hay una sociedad internacional de la cosa (enlace a su web) y es término que parece en auge en el marcador de tendencias inglés. Así que tiene pinta de ir a recobrar vigor.

Hasta 260 palabras comenzadas con el citado prefijo neuro- tiene inventariadas el wiktionary, aunque sentimos no disponer de una lista equivalente en español. Pero nos parece claro que había territorio para debates un poco mas del momento, aunque fuera sobre términos que no puedan todavía ni soñar con acceder a nuestro conservador Diccionario Académico.

Tampoco ha tenido Fundéu, en nuestra modesta opinión, una semana apasionante. Lo mas interesante entre sus propuestas la promoción de alternativas a dos anglicismos: el poquísimo utilizado nudge que, en su caso, procede sustituir por acicate, y el tampoco tan frecuente passing game que aun lo sería menos si nuestra selección no se empeñase en practicar el bastante aburrido fútbol con el que ganó un Mundial. En el apunte de ayer sobre esta cuestión, la lingüística, no la futbolística, no falta un enlace a una antigua entrada sobre el término tiquitaca que popularizó el desaparecido Andrés Montes.



Resumen de los artículos de la semana de Fundéu

A falta de ulterior materia de interés en nuestras fuentes habituales, un asunto que se nos hace atractivo es la fabricación publicitaria de neologismos. Hace poco dábamos cuenta de algunos de los escasos verbos formados a partir de nombres de marcas (enlace) y esta semana hemos reparado en el término “ligesistible”. Un vocablo acuñado por la agencia Y&R de Barcelona para promocionar una bebida llamada Font Vella Levité realizada añadiendo zumos de frutas al agua mineral. Esperemos que tengan mas suerte que la muy sulfurosa asturiana Fuensanta que lo intentó hasta con melón. Aun nos dura el recuerdo del aspaviento.

Y todo eso mientras cada vez vemos mas el anglicismo “curvie” utilizado como eufemística referencia a las modelos rellenitas y hasta a las rellenazas. El barómetro de la hipocrestética (tenemos esto por un sofineologismo) marca subida y los modelos tipo fraile ya están descapuchados (tengan cuidado si les leyera esta entrada algún argentino).










No hay comentarios:

Publicar un comentario