jueves, 7 de abril de 2016

Un bonito avión que se nos había pasado por alto


La reapertura del aeropuerto de Bruselas nos ha servido para advertir una omisión cometida en nuestro reciente apunte sobre libreas aeronaúticas. Y es que lo que sí han tenido los belgas es habilidad para escoger el primer avión en despegar tras la inusitadamente premiosa recuperación de la actividad de la instalación que sufrió el mortífero (x35) atentado del pasado día 22 de marzo. Recordemos que, por ejemplo, la T4 volvió a operar tan solo 5 horas después de la bomba de 2006. 

No se están coronando como gestores los belgas, ni en el antes, ni en el después. Les participamos un whatsapp que nos enviado han hace unos días: 

¡¡¡ALERTA EN SORIA!!!
El gobierno belga anuncia que enviará sus F-16 a bombardear Siria, pero conociendo la eficacia de los servicios de inteligencia belgas...en Soria están acojonados.

A lo que íbamos. El avión encargado de reanudar la actividad de Zaventem es el segundo dedicado por Brussels Airlines a celebrar algunos iconos belgas tras el ya visto de Tintín. Fue presentado tan solo el pasado 21 de marzo y en este caso el homenajeado es el pintor surrealista René Magritte a quien este blog tiene dedicada una tripleta de apuntes (I, II y III) hace poco mas de un año.

La decoración oportunamente titulada "Ceci n´est pas un avion" combina dos de las obras más conocidas de este pintor, el autorretrato "La Clairvoyance" (1936) y "Le Retour" (1940). Les dejamos con la documentación gráfica del asunto.


"La Clairvoyance" (1936)
"Le Retour" (1940)


No hay comentarios:

Publicar un comentario