jueves, 25 de noviembre de 2021

Dedazos

 

El "autoblamefinger 2000" de la viñeta publicada por Tom Gauld en un reciente número de la revista New Scientist nos ha llevado a reparar, llenos de patrio orgullo, en la avanzada tecnología que da soporte en nuestro país a ese humorístico icono.

Procede recordar que en el apunte La lengua en la semana 29/2021  dábamos cuenta del dedodron que  García Morán  llevó a su viñeta en La Gaceta de Salamanca del 20 de julio. Un volador ingenio que pone de manifiesto el resultado del decidido apoyo de nuestro país a la innovación, que  entonces confrontábamos con la nada tecnificada versión del dedazo de la era Rajoy reseñada por Ricardo Martínez en El Mundo del 30/6/18.

El propio García Morán aportó el pasado mes de julio una multicaule especie botánica que bautizó como "Dedodendra acomodaticia".

Y en este punto quizá convenga recordar que el término griego «δένδρον», déndron, significa árbol. Así es que, por ejemplo,  dendriforme significa 'con forma de árbol'.

Pero el dibujante más aficionado a las formaciones digitales seguramente es JMª Nieto que en junio de 2020 documentaba en las proximidades de La Moncloa muy espesas concentraciones de las mismas. Mucho antes de eso, el 12 de febrero de 2014, ya había puesto a los lectores de Abc sobre la pista de otras curiosas formaciones, entendemos que geológicas.


Pero el más singular de los dedazos documentados por Nieto es "Dedoespaña" (3/7/2018). Una imponente construcción que alberga a los encargados de establecer aquello que resulta más apropiado que llegue a los televisores de los ciudadanos por su propio bien. Del 15/1/20 son las "columnas dedazomórficas" que caracterizan el "estilo pedrónico" de un reformado Palacio de La Moncloa. Completa el bloque un dedo barrera del 7/12/20.

En cuanto a la presencia de digitales ornamentos en el interior de La Moncloa, ese es un asunto del que se ocupó Tomás Serrano en una viñeta publicada el 9 de agosto de 2018 en El Español con motivo de los repentinos progresos profesionales de Begoña.

Los dedos del diario El País tienden, paradójicamente, a evocar en mayor medida la iconografía sagrada. Así ocurre con el de Forges del 1 de julio de 2014 que el dibujante madrileño ponía en relación con el "Génova finger" que sentimos no tenemos identificado en su amplia obra. Posterior es la versión de El Roto publicada el 3 de mayo de 2017 sin expresa indicación de filiación política. Y es que, en esto, todos los partidos sí que son bastante parecidos.


El dedazo que hoy nos ocupa inevitablemente evoca la icónica "Creación de Adán" de Migue Ángel. Y es la versión de Mingote  publicada en Abc el 16/2/99 la que, entre las muchas recogidas en los CLIPDA XVIXVII,XVIIIXIXXX XXI,  más nos recuerda los dedazos precedentes, aunque, quizá por lo reciente, también proceda recordar la espléndida ilustración de Sergio García para el suplemento Babelia del pasado domingo, ya reseñada en el CLIPDA del lunes

Pero si hay un país donde el dedazo seleccionador de candidatos políticos tiene una larga tradición, ese es México. Y de allí procede una magnífica versión de sixtino índice realizada en octubre de 2018 por el magnífico dibujante cubanomexicano Ángel Boligán.

Y precisamente fue la política mexicana la que llevó en noviembre de 2017 a la viñeta de David Parkins en The Economist un celestial dedo que indicaba a Enrique Peña Nieto que el próximo candidato del PRI, a la postre derrotado por López Obrador, debía ser José Antonio Meade. Un señalador  formalmente bastante similar a la terrenal versión que Miki y Duarte pusieron en manos de Rubalcaba el 31/5/2011.

Los propios humoristas malagueños entroncaban en junio de 2018 el asunto del dedazo, en aquella ocasión de Rajoy, con el conexo meme del "dedo en el ojo". Pero esa ya es materia para un entero apunte propio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario